Inicio » Noticias » La mitad de las nuevas especies son insectos

La mitad de las nuevas especies son insectos

26 ENERO 2012

Los científicos (concretamente los de la universidad del Estado de Arizona en EEUU) están muy sorprendidos: una de cada dos nuevas especies que encuentran es un insecto. Los últimos datos computados proceden de 2009, año en el que hallaron 19.232 especies nuevas: casi 10.000 por tanto eran insectos. No es que los investigadores no sepan de su extraordinaria abundancia, es que pasan los siglos y siguen apareciendo nuevos por miles.

La mayor parte (3.485) son escarabajos. Uno de ellos con pelo como el que muestra la foto. Los coleópteros –que es como en realidad los llaman- constituyen de hecho la familia dominante en el reino animal. Entre las diversas morfologías de la especie, es interesante destacar a los escarabajos peloteros como ejemplo. Comen excrementos propios y ajenos y lo curioso es que depositan sus huevos en materia fecal, de la que se alimentan sus crías para seguir de adultos con las mismas prácticas nutritivas.

Los insectos representan la mayor parte de la vida en la tierra. Los científicos calculan que hay 200 millones por cada ser humano, a menudo forman plagas. Se debe sobre todo a su asombrosa capacidad para reproducirse.

Hace años me llamó la atención el comportamiento del piojo que voy a traer como ejemplo de lo que seguramente ocurre con estas desconocidas especies. Los piojos poseen dos pares de testículos, cuatro testículos, vamos, y su pene vendría a ser proporcionalmente como el muslo de un humano. Atienden a casi dos decenas de hembras cada uno de ellos y pueden llegar a emplear hasta cinco horas en el coito. Es decir su fin es la procreación, su multiplicación y, salvo por la promiscuidad a la vista de todos, se comportan “como dios manda” para su fin colonizador. Son ectoparásitos, ya desde huevos (llamadas liendres) los piojos se adhieren al pelo de su huésped.

En la familia parásita destacan también las garrapatas que, con similar sistema de búsqueda de nutrición, se alimentan de sangre ajena (normalmente de mamíferos), propiciándoles al tiempo gran número de enfermedades infecciosas.

Sé que nos dan asco, que tal vez por ello menospreciamos su fuerza, pero puede ser una actitud suicida. Leo que solo el mar se libra de los insectos pero tampoco es un medio apto para los humanos. Sólo que sí puede ser, por su tamaño y agrupación en manada, que el agua les barra con más facilidad que a nosotros.

No descubro nada nuevo ya desde la fábula de los hermanos Grimm, con el flautista de Hamelin, se sabe que a las plagas hay que atajarlas cuanto antes.

Fuente: http://rosamariaartal.com/2012/01/26/la-mitad-de-las-nuevas-especies-son-insectos/

A %d blogueros les gusta esto: