Inicio » Bacterias » Laboratorio de bacterias

Laboratorio de bacterias

Observa las bacterias

Las bacterias forman grupos llamados colonias que pueden verse a simple vista o con ayuda de una lupa. Estas colonias crecen, siempre y cuando haya suficiente alimento. Para observar las colonias organízate en equipos con tus compañeras y compañeros, y consigan el siguiente material.

Necesitan:

una lupa, 4 cucharadas de gelatina en polvo sin color ni sabor, 2 frascos de vidrio peueños con tapa, un palillo con algodón, media taza de agua caliente

  1. Lava perfectamente los frascos con agua y jabón. Cuida que queden bien enjuagados.
  2. Disuelve la gelatina en el agua caliente.
  3. Vacía la gelatina, en partes iguales, en los frascos y espera a que se enfríe y cuaje.
  4. Frota el palillo con algodón en el interior de tu boca.
  5. Frota el palillo con cuidado sobre la gelatina de uno de los frascos.
  6. Tapa los frascos y colócalos en un lugar cálido, como el pie de una ventana por donde entre el Sol.
  7. Observa qué pasa durante los siguientes cuatro días usando la lupa.

Cada día anota en tu cuaderno todo lo que observes. Comenta tus resultados con tu maestra, tus compañeros y compañeras.

Algunas bacterias benéficas se alojan en el intestino.

Muchas bacterias utilizan el movimiento del agua o del aire para desplazarse. Algunas poseen flagelos que funcionan como colas; éstos les permiten moverse y buscar una fuente de alimento. Algunas viven en el aire o en el suelo. Otras viven como parásitos dentro de otros seres vivos.

La mayoría de las bacterias son benéficas para los seres vivos. Unas se encuentran en el suelo y ayudan en la descomposición de los organismos muertos, de manera que forman parte importante de las cadenas alimentarias. Algunas bacterias viven en nuestro aparato digestivo, por ejemplo, en la boca, el estómago y el intestino, y nos ayudan a digerir los alimentos. De otras más se obtienen medicamentos, como ciertos antibióticos que nos ayudan a combatir enfermedades. Sin las bacterias, la vida en la Tierra desaparecería rápidamente.

También hay bacterias que producen enfermedades, tanto en los seres humanos como en los animales y las plantas. Se llaman bacterias patógenas. Entre las que nos afectan se encuentran las que causan neumonía, tuberculosis y el cólera.

A pesar de su tamaño, las bacterias pueden afectar la salud. Por ello las industrias que elaboran alimentos deben ser muy cuidadosas al envasar los alimentos para que no contengan bacterias que, como vimos, con el tiempo se multiplican y llegan a descomponer dichos alimentos

Fuente: http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/libros/texto/cn5/u02t02.html

A %d blogueros les gusta esto: