Inicio » Animal » Animales saprótrofos

Category Archives: Animales saprótrofos

Alimentación y reproducción de la glomerida

-Alimentación.

La alimentación es simple y una de las ventajas de este tipo de cultivo, ya que son totalmente omnívoros y podemos emplearlos como reservorios o contenedores de las vitaminas y minerales que pretendemos que coman los organismos superiores que alimentaremos con cochinillas de la humedad.
Podemos suministrarles alimentos balanceados, como piensos de perro/gato/roedores vitaminados, comida para peces en escamas y un sin fin de frutas y verduras, si bien es cierto que he comprobado que hay determinadas verduras y frutos que aprecian sobremanera como la zanahoria, la patata, el tomate, el calabacín, la calabaza,la chirivía y las setas y champiñones.

[​IMG]

A.vulgare y O.asellus alimentándose. En la esquina inferior derecha puede verse la forma que presentan los excrementos.

Por supuesto, dado que se trata de crustáceos, poseen una cantidad de calcio en su exoesqueleto muy superior a la de cualquier insecto de modo que será muy recomendable suministrar carbonato cálcico en polvo, conchas de bivalbos/gasterópodos o hueso de sepia o jibia para mantener unos niveles de calcio y carbonatos adecuados para asegurar el correcto endurecimiento del nuevo exoesqueleto.

Es interesante saber que hay ciertas vitaminas que se catabolizan, es decir, que se degradan pasadas sólo unas pocas horas tras alimentar a nuestros isópodos con ellas, con lo que no serían aprovechadas por los ejemplares a los que van destinados como alimento vivo del mismo modo que si fueran ingeridas por ellos mismos.
Una forma de que ésto no ocurra es suministrar el alimento vivo a los consumidores finales (anfibios, reptiles, artrópodos…) en las próximas horas de darles éstos alimentos o vitaminas a los primeros, proceso profusamente estudiado en otros crustáceos empleados como alimento vivo en la industria piscícola, para aquellas especies de interés comercial que sólo aceptan alimento vivo durante sus estadios en la cria y engorde en cautividad para consumo humano.

-Reproducción y ciclo de vida.

Una vez, aclarado el apartado de alimentación procederé a hablaros de la reproducción. Como he mencionado anteriormente, el dimorfismo sexual es poco acusado y sólo es posible verlo en la última muda con total claridad y mediante una buena lente o estereomicroscópio.

Las hembras poseen un pequeño masupio que se desarrolla más, tras la fecundación,asi como un pequeño poro genital y un oviscapto por el que el macho fecunda a la hembra y pone los huevos en el marsupio, respectivamente. El macho posee un apéndice genital birrámeo que emplea para fecunda la hembra. Tras ésto los huevos quedarán resguardados en el pequeño marsupio y donde eclosionarán y tras endurecerse, comenzarán a bajar y a alimentarse de exactamente lo mismo que los padres.

[​IMG]

La fecundación es rara de ver, ya que normalmente suele darse de noche o con cierta oscuridad. En ella, el macho persigue a la hembra palpándola repetidamente con las antenas y subiéndose arriba de ella y lamiendo la región cefálica de ésta. Tras ésto, la fecunda, posándose en un lateral u otro o incluso en el suelo, uno frente a otro, como en ésta aclarativa instantánea.

En el periodo de una a dos semanas, la hembra dependiendo de su envergadura, puede poner desde 20 hasta 160 huevos, siendo lo más común que la cifra ronde los 100 aproximádamente. Éstas, efectuan la puesta hasta 3 veces al año y en A. vulgare y O.asellus, las crias completan el ciclo vital en 2 o 3 meses, convirtiéndose en indivíduos sexualmente maduros; por tanto se deduce que para P.scaber, este periodo sea levemente más corto, ya que es una especie de menor tamaño. La longevidad máxima es de 2 años para A. vulgare y O.asellus y de 1-1’5 para P.scaber.

Las crias, no pasas por una fase larvaria como sus homólogos acuáticos sino que nacen casi idénticos a los padres, (salvo por el séptimo par de patas que hemos comentado anterioridad).

Tras el invierno, (en el que mueren gran parte de los indivíduos), si hay escasez de machos,hay poblaciones en las que nacen hembras partenogenéticas, lo que asegura la supervivencia de éstas.

En esta fotografía podeis ver una cria de Armadillium vulgare vista en microscópio óptico, tomada por mi a 400x y a 640x. Notad, que sólo posee 6 pares de extremidades dado que se encuentra en el 1er estadio y que las traqueobranquias no son blancas como en los adultos, sino negras.

[​IMG]

 

Fuente: http://www.faunaexotica.net/threads/mantenimiento-y-cria-en-cautividad-de-isopodos-como-alimento-vivo.78868/

Diplopoda

Los diplópodos (Diplopoda, del griego δι di, «dos», πλό plo, «multiplicar por» y ποδος podos, «pies») son una clase de miriápodos conocidos comúnmente como milpiés, aunque el número máximo de patas no supera las 750, y la mayoría tienen menos de 200; aun así, ningún otro animal posee tantas. El récord lo ostenta la especie Illacme plenipes de California, con 375 pares de patas.1 Se conocen más de 12.000especies,2 siendo uno de los grupos más diversos de organismos terrestres.

Aunque en ocasiones se les confunda con sus parientes los ciempiés, pertenecen a clases distintas. Se diferencian de ellos, principalmente, en que casi todos los segmentos del tronco llevan dos pares de patas, mientras que los ciempiés solo tienen un par por segmento.

Diplopoda
Millipede.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Myriapoda
Clase: Diplopoda
de Blainville en Gervais, 1844
Subclases
[editar datos en Wikidata]

Un milpiés gigante.

Efectos de la toxicidad de los diplópodos; la niña introdujo el pie en el zapato y aplastó un milpiés que había entrado la noche anterior.

Características[editar]

Tienen el cuerpo dividido en dos regiones, la cabeza y el tronco. La cabeza posee un par de cortas antenas, ojos compuestos y las piezas bucales, estando las mandíbulas muy modificadas como instrumentos excavadores en algunas especies. El tronco posee muchos segmentos y la mayoría llevan dos pares de patas (de donde deriva su nombre científico), excepto el primero y el último, que no tienen, y el segundo, tercero y cuarto, que solo llevan un par de patas cada uno. La duplicidad de las patas es consecuencia de la fusión de dos segmentos consecutivos en uno solo, de modo que se puede hablar de diplosegmentos en vez de segmentos.

A diferencia de los ciempiés (quilópodos), carecen de aparato inoculador de veneno, pero muchos diplópodos tienen una hilera de glándulas en los costados que segregan sustancias químicas pestilentes e irritantes cuando son molestados, que pueden producir erupciones en la piel humana; ello puede ir acompañado de actitudes defensivas, tales como enroscarse en forma de bola o espiral. No pican, sólo liberan pequeñas cantidades de cianuro, pero apenas la centésima parte como para matar a un humano, son fáciles de manipular y al contacto solo las personas más sensibles a esta sustancia sufren enrojecimiento e irritación en la piel, de lo contrario no pasa de eso.

Biología y ecología[editar]

Los diplópodos huyen de la luz y prefieren los lugares cálidos y húmedos. La mayoría son grises o parduzcos, pero unas cuantas especies tropicales presentan colores vivos, como advertencia adicional para los depredadores.

Los milpiés se mueven lentamente, pero sus patas les proporcionan energía suficiente para escarbar entre las hojas caídas y remover el suelo, en busca de plantas blandas o en descomposición, de las que se alimentan. Los que viven en los bosques son importantes recicladores porque devuelven sustancias químicas al suelo para que las plantas vuelvan a utilizarlas. En los jardines y zonas urbanas, sin embargo, ciertas especies están consideradas como plaga.

Taxonomía[editar]

La taxonomía de los diplópodos es compleja y controvertida; según Myers, et. al., las formas actuales se clasifican como sigue;3 4

Subclase Arthropleuridea

Orden Arthropleurida
Orden Eoarthropleurida
Orden Microdecemplicida

Subclase Helminthomorpha

Orden Callipodida
Orden Chordeumatida
Orden Julida
Orden Platydesmida
Orden Polydesmida
Orden Polyzoniida
Orden Siphoniulida
Orden Siphonophorida
Orden Spirobolida
Orden Spirostreptida
Orden Stemmiulida

Subclase Penicillata

Orden Polyxenida

Subclase Pentazonia

Orden Glomerida
Orden Glomeridesmida

La subclase Helminthomorpha es denominada Chilognatha por Shelley,5 y en ella incluye Pentazonia con categoría de infraclase.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Glomerida

Los Gloméridos del superorden Oniscomorpha pertenecen a la clase de los miriápodos conocidos comúnmente como milpiés. Son más cortos en comparación con otros milpiés, con sólo once-trece segmentos corporales, y son capaces de rodar formando una bola cuando se les molesta. Su mal olor y ser tóxicos disuaden a muchos animales de consumirlos, aunque son depredados por las arañas.

Gloméridos
Glomeris marginata 1.jpg
Glomeris marginata
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Myriapoda
Clase: Diplopoda
Superorden: Oniscomorpha
Pocock, 1887 1
Orders

Glomerida
Sphaerotheriida

Sinonimia

Armadillomorpha Verhoeff, 1915

[editar datos en Wikidata]

Los gloméridos son muy fáciles de reconocer: distinguibles por tener una armadura formada por placas que les sirven como protección y que permiten al animal cerrarse en forma de bola. Son confundidos frecuentemente con los crustáceos terrestres Oniscidea (crustáceos isópodos), llamados en España cochinillas, con los que no están emparentados y que no son capaces de cerrarse. La capacidad de formar una pelota ha evolucionado por separado en cada uno de los dos órdenes, por lo que es un caso de evolución convergente, en lugar de homología.

Las cochinillas pueden confundirse con estos diplópodos miriápodos de cuerpo corto y rechoncho, de morfología externa similar, pro para diferenciarlos basta con ver cuántas patas se observan a cada lado de un segmento externo. Si hay sólo un par de patas, el animal es un crustáceo, y si hay dos pares, es un diplópodo.

Los milpiés gloméridos son detritívoros, alimentándose de la descomposición de materia vegetal. La mayoría son grises o negruzcos, se mueven lentamente, huyen de la luz y se encuentran en lugares cálidos en las zonas relativamente más húmedas, aunque están adaptados a zonas más secas que los crustáceos oniscidea, como montes mediterráneos y zonas esteparias, donde son nocturnos o salen después de las lluvias de sus escondrijos bajo pedruscos y en grietas del terreno y se alimentan bajo musgos y hojarasca.

Órdenes[editar]

Glomerida[editar]

El Orden Glomerida se encuentra en el hemisferio norte e incluye especies como Glomeris marginata.

Sphaerotheriida[editar]

El orden Sphaerotheriida tiene una distribución en las masas terrestres originadas en Gondwana y es un taxón con alrededor de 100 especies en Sudamérica, India, Indochina, África, Madagascar y Australasia.

Referencias[editar]

  1. Volver arriba «Millipede». myriapoda.org. 10 de marzo de 2005.

Es conocida comúnmente como cochinillo de tierra (o de la humedad) y pese a ser visto y conocido comúnmente como un insecto este es realmente un crustáceo, perteneciente a la familia de los isópodos. Su morfología comprende tres partes de cuerpo: cabeza, tórax, y abdomen, a lo que se le suman siete pares de patas, un par de antenas y un par de ojos. Al ser un crustáceo la Oniscidea está dotada de exoesqueleto rígido de carácter calcáreo, el cual se divide en 7 segmentos (generalmente). Miden entre 10 y 12 milímetros. Para reproducirse cuentan con una bolsa o saco abdominal especial en el que incuban sus huevos, dando lugar a versiones en miniatura de los adultos, que crecen mudando de piel hasta alcanzar el estado adulto. Su hábitat natural son zonas de alta humedad, debajo de piedras o troncos, en mantillo de hojas o fisuras, ya que la Oniscidea respira por medio de agallas lo cual hace indispensable vivir en ambientes altamente húmedos. Su dieta alimenticia incluye de materia vegetal y restos animales y tienen la capacidad de masticar comida sólida gracias a la estructura de su boca, lo que le da una mayor versatilidad a la hora de buscar alimento ya que puede ser desde hojas o materia vegetal, hasta pequeños insectos muertos.

 

CARACTERÍSTICAS: Por el hecho de ser crustáceos poseen un exoesqueleto tipo calcáreo, el cual le otorga rigidez al cuerpo y una protección importante frente a depredadores o adversidades naturales. Este acorazado se divide en 7 segmentos dorsales y uno final, el cual posee 5 segmentos pequeños. Todas estas segmentaciones hacen que no sea un cuerpo completamente rígido, y le otorgan una mayor movilidad, ya que si fuera un exoesqueleto rígido como el de algunos coleópteros las funciones motrices de la oniscidea estarían mucho más restringidas. Esta puede ser clasificada como una característica física de la oniscidea. Cumple una doble función, estructural y defensiva. Esta estructura le otorga la rigidez necesaria para sustentarse, ya que carece de estructura ósea interna. Esta característica tiene otros usos e importancias para la cochinilla de la humedad, por ejemplo le permite estabilizarse y darse vuelta cuando esta queda de espalda, cosa que no logran algunos animales con un caparazón rígido.

Ahora bien dentro del ámbito de la persona humana esto puede ser de ayuda, es decir esta característica podría ser perfectamente implementada dentro del contexto de las personas. Esta forma especial que posee el exoesqueleto podría ser ocupado en algún tipo de vehículo militar o de exploración, ya que los vehículos acorazados actualmente cumplen de manera optima (o suficiente mente bien) las labores de protección de la máquina, pero estos vehículos carecen de movilidad, es decir las capacidades motrices están mar restringidas de lo normal, en cambio con un análisis y aplicación del sistema segueteado de la oniscidea se puede lograr algo distinto que logre reparar las carencias actuales.

Una característica representativa de la oniscidea es la capacidad de enrollarse sobre sí mismas, mediante lo cual logran una forma de pelota, esto bajo situaciones amenazantes o en espacios reducidos. Como su exoesqueleto presenta una forma de acordeón (posee “placas” segmentadas) pueden lograr este enrollamiento. Este mecanismo cumple una función de protección y regulación, ya que sirve también para la conservación de líquidos en el caso de estar en un ambiente insuficientemente húmedo. Esta es otra aptitud bajo el ámbito de un funcionamiento físico esta función se relaciona estrechamente con la característica anterior ya que su forma de funcionamiento básico se basa en la estructura segmentada de su exoesqueleto.

Esta característica es de suma utilidad ya que puede lograr un cambio en su forma y estructura para adaptarse a ciertas situaciones en las cuales una forma esférica resulta de mayor utilidad u otorga una mayor seguridad. Esta característica puede ser usada al imitarla para lograr un sistema de desplazamiento sin la necesidad de utilizar ruedas u otra opción. Se puede lograr un aparato el cual sea capaz de enrollare y formar una forma esférica y luego con un motor interior se puede desplazar el centro de equilibrio hacia un lada y lograr que esta pelota ruede hasta el lugar deseado, y una vez ahí se puede extender a su forma no enrollada, quedando fija, sin capacidad de movimiento si es que no repite el proceso de “cerrarse”. Un método de desplazamiento así puede en ocasiones ser mejor que la rueda, al lograr un mayor desempeño por ejemplo en lugares con muchos baches, además se puede lograr un entorno totalmente aislado del exterior por medio de este sistema.

También son reguladores y pieza importante en los ecosistemas con la función de descomposición y reciclaje de nutrientes, y además toleran algunos metales pesados acumulándolos en vesículas del hepatopáncreas. Son sensibles a la aplicación de pesticidas y su biomasa varía dependiendo de factores como este, existe una diferencia entre las oniscideas que habitan en zonas naturales o plantaciones orgánicas frente a las de áreas con un mayor impacto químico en el suelo. Esta característica basa sus principios en un carácter biológico/químico y en algunos casos sirve de indicador con respecto ciertos niveles de concentraciones químicas en la tierra. Esta capacidad de captar agentes pesticidas se da principalmente por que la Oniscidea se alimenta de materia orgánica en descomposición y su hábitat se encuentra al nivel de la mayoría de las raíces de las plantas donde la cantidad de materia orgánica en descomposición es la más elevada en el mayor de los casos, en la foto se puede observar cómo se distribuye la cantidad de cochinillas (Oniscidea) según la profundidad de la tierra.

Por medio de la emulación del sistema de la oniscidea para acumular y detectar metales pesados y su capacidad para captar el uso de agentes pesticidas se puede crear un indicador que ayude a dar cuenta de niveles incluso instantáneamente, sin la necesidad de hacer estudios a nivel de suelo. Esto puede ser de utilidad en diversos ámbitos como lo puede ser la agricultura, minería, y varios campos que necesiten saber con exactitud niveles de concentraciones químicas o de ciertos metales a nivel del suelo.

 

Fuente: http://web.ing.puc.cl/~ing1004/Homeworks/SeresVivos_E3/g34_JuanDiegoIrarrazabal_Oniscidea.pdf

Oniscidea

Los oniscídeos (Oniscidea), conocidos vulgarmente como cochinillas de humedad,1 chanchitos de tierra, marranitos, bicho bola, bicho de humedad o bicho bolita,2 son un suborden de crustáceos isópodos terrestres con unas 3000 especies descritas. Tienen un exoesqueleto rígido, segmentado y calcáreo, y poseen siete pares de patas.

Las cochinillas pueden confundirse con diplópodos (una clase de miriápodos) de cuerpo corto y rechoncho, de morfología externa similar producto de una evolución convergente; para diferenciarlos basta con ver cuántas patas se observan a cada lado de un segmento externo. Si hay sólo un par de patas, el animal es un crustáceo, y si hay dos pares, es un diplópodo.

Oniscidea
Armadillidium vulgare 001.jpg
Armadillidium vulgare
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Crustacea
Clase: Malacostraca
Orden: Isopoda
Suborden: Oniscidea
Latreille, 1802
Infraórdenes
[editar datos en Wikidata]

Comportamiento[editar]

Algunas especies de cochinilla tienen la capacidad de enrollarse sobre sí mismas, formando una bola cuando se sienten amenazadas, o si su espacio es muy pequeño. Su exoesqueleto presenta una forma de acordeón que les facilita este enrollamiento.

Suelen hallarse en lugares oscuros y húmedos como debajo de madera podrida o en rendijas y grietas debido a que necesitan estar en contacto con una superficie húmeda para poder respirar (realizar el intercambio gaseoso por medio de unas laminitas ventrales al final de su cuerpo).

Se alimentan de materia vegetal y restos animales, sus piezas bucales están adaptadas para masticar comida sólida, como pueden ser hojas y exoesqueletos de insectos muertos. Para reproducirse cuentan con una bolsa o saco abdominal especial en el que incuban sus huevos, dando lugar a versiones en miniatura de los adultos, que crecen mudando de piel hasta alcanzar el estado adulto.

Presentan siete pares de patas caminadoras o pereópodas similares entre ellas, con las que se desplazan.

Taxonomía[editar]

Infraorden Tylomorpha

Infraorden Ligiamorpha

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Saprotrofia

En ecología se llama saprotrofia a la dependencia que muchos organismos, llamados saprótrofos, tienen para su nutrición de los residuos procedentes de otros organismos, tales como hojas muertas, cadáveres oexcrementos, con una digestión extracelular y externa. También se puede llamar al fenómeno saprobiosis y a los organismos que lo representan, saprobios (generalmente usado como adjetivo) o saprobiontes. Contribuyen a la descomposición de la materia orgánica y mantienen la fertilidad del suelo.

Entre los saprótrofos pueden distinguirse los saprótrofos obligados, es decir, aquellos que no tienen otra manera de recabar nutrientes, y los saprótrofos facultativos, aquellos que durante la mayor parte de su vida emplean otro medio de nutrición y sólo son saprótrofos durante una fase, como la normalmente parásita Venturia pirina.

Un saprofito (del griego σαπρος, saprós, “podrido” y φυτος fitos, “planta”) es un organismo heterótrofo vegetal que obtiene su energía de materia orgánica muerta o de los detritos desechados por otros seres vivos, de los cuales extrae los compuestos orgánicos que requiere como nutrientes. El término es sólo aplicable a organismos osmótrofos, tradicionalmente tratados como vegetales, aunque rara vez son plantas en sentido estricto, siendo más a menudo protistas, y sobre todo bacterias u hongos. El uso de este término sigue siendo corriente, a pesar de la pérdida de contenido que el concepto de vegetal ha sufrido con el progreso de la clasificación. reinovegetal. El uso que en ecología tiene la palabra descomponedor la aproxima a este significado, aunque también se usa a veces en el sentido más amplio de saprótrofo.

Cultivo de champiñón (Agaricus bisporus) en Pradejón (La Rioja).

Los saprofitos son casi invariablemente organismos cuyas células están dotadas de pared, que realizan una nutrición osmótrofa. Primero secretan enzimas que hidrolizan las moléculasorgánicas de los residuos, liberando así biomoléculas solubles que luego absorben por ósmosis a través de sus cubiertas celulares, la pared celular y la membrana plasmática. La suya es una actividad crucial en la cadena trófica, pues es el primer paso de un proceso, la descomposición, que devuelve al entorno en forma de iones libres los componentes empleados por los organismos muertos, cerrando los ciclos de los nutrientes. Los descomponedores actúan sobre todas las clase de restos orgánicos y en algunos casos, sólo ellos son capaces de reutilizar provechosamente algunos compuestos.

Durante mucho tiempo se consideró que algunas plantas —algunas orquídea y todas las especies del la familia Monotropaceae— que carecen de clorofila y son incapaces por lo tanto de fotosintetizar la energía que requieren eran también saprótrofas. Sin embargo, investigaciones recientes señalan que estas plantas en realidad parasitan a otros vegetales, a menudo empleando un hongo con el que sus raíces están en relaciónsimbiótica (una relación micorrizal); la literatura contemporánea las denomina mico-heterótrofas. Ejemplos de esta clase de plantas incluyen la Monotropa uniflora y la Neottia nidus-avis.

Los saprófagos son organismos de alimentación fagótrofa que ingieren activamente material sólido, en lugar de sustancias disueltas, al que luego digieren dentro del marco del organismo, en fagosomas los unicelulares, en el tubo digestivo los animales pluricelulares. Se llama detritívoros sobre todo a los pequeños fagótrofos que procesan residuos sobre todo vegetales, y que son muy importantes en el edafón, es decir, la biota del suelo. El término se utiliza también, menos habitualmente, para referirse a animales que se alimentan de carroña, como los buitres o las hienas.

 

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Saprotrofia