Inicio » Bacterias

Category Archives: Bacterias

tratamiento de aguas residuales

Como opera una planta de tratamiento de aguas residuales

Salvador Cárdenas Video 1

Salvador Cárdenas Video 2

Tratamiento de Aguas Residuales : Proceso biológico

Periódico AM León

 

recuperador de aguas grises casero

Juan Pablo Pucheta

Biodigestor – No más pozos sépticos

 

Anuncios

MICROORGANISMOS EN UN CHARCO

MICROORGANISMOS EN UN CHARCO

Autor: Wegener Tesla

MICROORGANISMOS EN AGUA DE CHARCO

Autor: CARLOS PINEDA

Microorganismos en agua estancada

 

La vida en una gota de agua

Autor: Manuel González Benaiges

AISLAMIENTO SELECTIVO DE ESPECIES DE Azotobacte

MÉTODO PARA EL AISLAMIENTO SELECTIVO DE ESPECIES DE Azotobacte

Este proyecto tiene como objetivo evaluar el aporte nutricional a los suelos de un arreglo silvopastoril y con microrganismos eficientes.

AutorLínea Biotecnología TecnoParque Colombia SENA

En 2:57 empieza la explicación de como potenciar la vida de la bacteria Azotobacte

 

 

Aislamiento de Rhizobium sp

Procedimiento para el aislamiento de microorganismos compatibles con Rhizobium sp a partir de nódulos

AutorLínea Biotecnología TecnoParque Colombia SENA

Intensificación de la producción en la agricultura orgánica: caso café*

Revista mexicana de ciencias agrícolas

versión impresa ISSN 2007-0934

Rev. Mex. Cienc. Agríc vol.5 no.1 Texcoco ene./feb. 2014

Notas de investigación

 

Intensificación de la producción en la agricultura orgánica: caso café*

 

Intensification of production in organic agriculture: coffee case

 

Gerardo Noriega Altamirano1, Brenda Cárcamo Rico1, Manuel Ángel Gómez Cruz2, Rita Schwentesius Rindermann2§, Sergio Cruz Hernández1, Jesús Leyva Baeza1, Eduardo García de la Rosa1, Ulises Iván López Reyes1 y Alexander Martínez Hernández1

 

1 Academia de Meteorología. (gerardonorieg@gmail.com).

2 Centro de Investigaciones Interdisciplinarias para el Desarrollo Rural Integral, Universidad Autónoma Chapingo. Carretera México-Texcoco, km. 38.5, Chapingo, Estado de México. C. P. 56230.(ciidri2008@yahoo.com.mx). §Autora para correspondencia: rschwent@prodigy.net.mx.

 

* Recibido: junio de 2013
Aceptado: noviembre de 2013

 

Resumen

En la región costeña de Oaxaca, en la parte media de la cuenca, se encuentra el agroecosistema cafetalero, donde además de los servicios ambientales, la producción del aromático es la base de la economía campesina, vulnerable a desastres asociados a tormentas y ciclones tropicales. Por ejemplo, antes del huracán Paulina se producían de 12 a 15 quintales ha, 13 años después del meteoro los cafetales tienen una cubierta vegetal con 81% de sombra, 7 000 kilos de hojarasca ha sobre el suelo y un rendimiento medio de sólo 2.9 qq/ha. La lixiviación del suelo ha conducido a la degradación edáfica donde el pH es de 5.4, la relación C/N de 11.57 y el fósforo disponible de 17.68 mg kg. Por ello, en un esquema de parcelas demostrativas se promueve : la restauración de la biología del suelo, de la materia orgánica, para la remineralización del suelo se incorporan minerales secundarios no metálicos, como zeolitas, dolomitas y roca fosfórica; se practica la inoculación de microorganismos: Azotobacter y micorrizas, así como la incorporación de compostas y la fertilización foliar.

Palabras clave: fertilización foliar, remineralización, inoculación de microorganismos y micorrizas.

 

Abstract

In the coastal region of Oaxaca, in the middle of the basin, is the coffee agroe-cosystem, where in addition to environmental services, coffee production is the basis of the rural economy, vulnerable to disasters associated with tropical storms and cyclones. For example, before Hurricane Paulina occurred from 12-15 quintals ha, 13 years after the meteor the coffee have a cover with 81% shade, 7000 kilos of litter has on the ground and an average yield of only 2.9 qq/ha. Soil leaching has led to soil degradation where the pH is 5.4, the C/N of 11.57 and available phosphorus of 17.68 mg kg. Therefore, in demonstration plots scheme is promoted: the restoration of soil biology, organic matter for soil remineralization incorporate nonmetallic secondary minerals, such as zeolites, dolomite and rock phosphate, is practiced inoculation microorganisms: Azotobacter and mycorrhizae, and the incorporation of compost and foliar fertilization.

Key words: foliar fertilization, re mineralization, microorganisms and mycorrhizal inoculation.

 

Introducción

El ejercicio que aquí se presenta es un ensayo de transferencia tecnológica mediante el conocimiento científico con la participación local y el saber tradicional. Este planteamiento busca la intensificación de la agricultura orgánica, el caso que se presenta está orientado a la cafeticultura orgánica en zonas de deterioro ambiental por la lixiviación ocasionada por las tormentas y ciclones tropicales, reconociendo que el manejo del recurso suelo ayudará a mejorar la productividad. El huracán Paulina en 1997 vino a marcar un parteaguas en la vida de los cafeticultores indígenas de la Sierra Sur de Oaxaca, la lixiviación de los suelos llevó a un siniestro, de 12 qq/ha de café la productividad descendió a 2.9 qq/ha.

El cafeto es un arbusto siempre verde, de cuyos frutos se obtiene una bebida a partir de la mezcla en agua caliente con los granos tostados de la planta de café (Coffea arábiga L.). La planta de café tiene su primera cosecha entre los tres y cinco años, con un rendimiento de hasta 2.2 kilos por mata; su raíz principal penetra hasta unos 50 cm, en los primeros 30 cm se encuentra 86% de las raíces absorbentes. Ésta profundidad del suelo debe abastecer los nutrientes que el cultivo demanda. El cafeto tiene una relación N.P:K de 4:8:1:2.8 (Carvajal et al., 1969); en Brasil se reportan resultados que conducen a incrementar la productividad cuando se acude a practicar de 3 a 4 aplicaciones foliares anuales (Malavolta, 1993).

En México no se ha desarrollado una cultura de fertilización en la agricultura orgánica, salvo en la cafeticultura convencional donde aún se hace uso generalizado de la formula 18-12-6; así alrededor de 500 000 caficultores aprovechan 664 794 ha en aproximadamente 5 000 comunidades rurales, que cultivan en suelos degradados, con bajos rendimientos, con plagas y enfermedades que no logran manejar, por ello el desarrollo tecnológico que se presenta conduce a diseñar agroecosistemas con mayor capacidad de carga.

El presente trabajo difunde una propuesta de fomento para la innovación tecnológica en la productividad de la agricultura orgánica, se ejemplifica con cafetales orgánicos atendiendo a los factores de la producción, donde destacan: (a)genética; (b)clima; (c) remineralización del suelo; (d) restauración de la biología del suelo; (e) incorporación de materia orgánica; (f) manejo del cultivo; y (e) nutrición complementaria vía fertilización foliar.

La cuenca Río Copalita se localiza en el extremo sur del estado de Oaxaca dentro de la provincia Sierra Madre del Sur, ocupando las subprovincias Costa del Sur. Comprende un total de 3.96% del territorio estatal; dividiéndose en dieciséis cuencas y subcuencas donde en la parte media se encuentra el cafeto formando el estrato arbustivo de la vegetación primaria. En la parte media de la cuenca se practica la cafeticultura bajo el sistema rusticano y de policultivo tradicional, la fertilidad de suelos se atribuye a la humificación y mineralización de la materia orgánica de la hojarasca proveniente del arbolado. La región cuenta con 16 clases de uso de suelo, destaca la selva mediana caducifolia con 22.32% seguida por las actividades agrícolas-pecuarias-forestales con 17%. En el área cubierta con vegetación de selva mediana caducifolia y bosque de niebla coexiste el agroecosistema cafetalero.

Para evaluar la fertilidad de los suelos de la entidad, concebida como la disponibilidad que tiene un suelo para proveer condiciones físicas, químicas y biológicas para el crecimiento y desarrollo de las plantas, se utilizaron 720 perfiles de suelos georreferenciados; de la Cuenca del Río Copalita se utilizaron 35 sitios georreferenciados. El pH fue determinado en agua, la materia orgánica mediante la oxidación con dicromato de potasio, las variables químicas de N, P, K, Ca, Mg y micronutrientes fueron determinadas en apego a la NOM-021-SEMARNAT-2000. Los resultados se interpolaron apoyados en Kriging (Demmers, 1999), con sistemas de información geográfico se elaboraron mapas de acidez del suelo y contenido de materia orgánica, así se generó la formulación de la fertilización al suelo y foliar.

Desde 2010 en la comunidad de San Bartolomé Loxicha, se ha impulsado la fertilización foliar y en la actualidad en 200 parcelas distribuidas en la Sierra Sur, se realiza un esquema de transferencia tecnológica orientada al manejo del suelo y a la nutrición del cafeto con nueve componentes.

Diagnóstico nutrimental. El análisis de suelos diagnostica la oferta de nutrimentos en la solución del suelo; la información es procesada apoyados en Sistemas de Información Geográfica (SIG), para identificar espacialmente la distribución de la calidad de los suelos estudiados, con ello se diseña la estrategia de abonadura.

Manejo de la reacción del suelo. En la rizosfera, zona de contacto del suelo y la raíz el pH disminuye por las excreciones de la raíz producto de la actividad microbiana, así la formación de ácidos orgánicos por la raíz abate el pH de esta zona. Además las condiciones de alta pluviometría explican como el agua disuelve las bases solubles que por lixiviación se pierden del perfil del suelo. Por lo anterior se promueve la incorporación de dolomita con composta, esta mezcla se incorpora a los arbustos.

Remineralización del suelo. Se aplican minerales procedentes de la molienda de rocas, con una malla fina para mezclarlos al suelo, utilizando materiales como diatomeas, dolomitas, roca fosfórica y zeolitas, entre otros.

Dosis de abonadura sustentable. Fundados en el análisis de suelos y en el rendimiento meta se diseña la cantidad de materia orgánica a aplicar, los microorganismos que deben inocularse y los minerales secundarios metálicos que utilizan.

Incremento de la capacidad de intercambio catiónico (CIC). Se promueve el incremento de la CIC, para incrementar la eficiencia de absorción nutrimental, por ello el compostaje debe alcanzar un nivel de humificación previo a su incorporación al suelo, además de mezclar zeolitas.

Incorporación de materia orgánica. Mejora el hábitat de la fauna edáfica, el almacenamiento de agua y la eficiencia de aprovechamiento de los minerales secundarios no metálicos al incrementar la solubilización de ellos, incorporan 2 t de humus/ha.

Biología del suelo. La rizósfera, zona inmediata a las raíces de los cultivos, fundamental para el ciclo biológico y la disponibilidad de nutrimentos, se fortalece inoculando dos grupos de microorganismos:

Bacterias promotoras del crecimiento: Azotobacter. Es trategia para la fijación biológica de Nitrógeno, balancear la relación Carbono/ Nitrógeno y coadyuvar a la humificación de la hojarasca existente en la superficie del suelo, así como a la mineralización.

Micorrizas. Se utiliza el hongo micorrízico arbuscular Glomus intraradices para suministrar Fósforo y otros nutrimentos al cafeto.

Nutrición mineral complementaria. La atención de las necesidades nutricionales de micronutrientes y elementos benéficos se realiza mediante la fertilización foliar teniendo como referencia la normatividad de la agricultura orgánica. La fertilización foliar deriva del análisis de suelos y comprende la incorporación vía foliar de: (a) sustancias húmicas; (b) aminoácidos; y (c) nutrimentos: Cu, Zn, Mn, Fe, Mo, B, Mg, Si, Se y Ni, principalmente.

Manejo de plagas. Se fomenta el uso de entomopatógenos como agentes de control de plagas aéreas, es el caso de la broca de café.

Materia orgánica. La materia orgánica del suelo que se cuantifica en el análisis químico, corresponde a la fracción orgánica del suelo que pasa por un tamiz con malla de 2 mm (Fassbender y Bornemisza, 1987). El contenido promedio de materia orgánica de los suelos cafetaleros es 5.14% y 2.98% de carbono, existe variación desde 2.89 a 9.34%. La mayoría de los suelos cafetaleros presentan valores altos de materia orgánica, los valores encontrados de materia orgánica indican que aunque existen altas temperaturas y alta precipitación en la zona, las condiciones de acidez frenan el desarrollo de las bacterias y se abate el proceso de mineralización, lo que está ocurriendo es alta proliferación de hongos y nulificación de la actividad bacteriana.

Acidez del suelo. La reacción de un suelo se expresa por el pH, cuyo valor medio regional en los suelos cafetaleros es 5.44, califica como moderadamente ácido, por ello los microorganismos descomponedores de la materia orgánica y de la mineralización del nitrógeno, fósforo y azufre reducen su actividad. las bacterias fijadoras de nitrógeno se reducen, además se incrementa la lixiviación de potasio; esta acidez indica deficiencia de Molibdeno, nitrógeno, calcio, magnesio y fósforo. los resultados revelan alta concentración de manganeso, boro y fierro.

Las causas de la acidez regional son tres: (1) precipitación pluvial; (2) descomposición de la materia orgánica; y (3) cosecha de cultivos. Mediante un proceso de capacitación se realiza el compostaje in situ; incorporándose 2 t ha1, el material se humifica en apego a la reglamentación orgánica, se aprovecha la actividad microbiana de dicho material y se mezcla con 200 kg de dolomitas/ha y 100 kg de zeolitas/ha que se aplican en cada planta en la banda de fertilización, como enmienda para corregir acidez del suelo.

Nitrógeno. Los valores promedio de la relación C/N son de 11.59. El primer producto resultado de la descomposición de la materia orgánica es el amonio (NH4+), proviene de la descomposición de proteínas, aminoácidos y otros compuestos; cuando las condiciones son favorables la mayor parte del amonio se transforma a nitrato (NO3) mediante la participación de bacterias nitrificantes. Es recomendable la inoculación de bacterias promotoras del crecimiento como Azotobacter esta estrategia abastece al cafeto de 20 a 30 kg/ha/año de nitrógeno, además de aportar sustancias promotoras del crecimiento: ácido indolacético, ácido giberélico, citoquininas y vitaminas.

Fósforo. En suelos tropicales el fósforo es variable; en condiciones de acumulación de materia orgánica en el suelo (baja temperatura, alta precipitación), acidez del suelo, escasa actividad biológica, dominan los fosfatos orgánicos (Fassbender y Bornemisza, 1987). Los suelos cafetaleros en la región presentan un valor medio de 17.68 mg kg, lo que califica como moderadamente bajo. Se recomienda el uso de micorrizas, mejorando la absorción de agua, del ión fosfato y nutrimentos como N, K, Ca, Mg, B y Fe. Además se recomienda la incorporación de 50 kg ha de roca fosfórica, fuente mineral permitida en la agricultura orgánica certificada, que también se mezcla con el humus.

 

Conclusiones

El método Kriging facilita el proceso de interpretación respecto al pH y materia orgánica y permite la identificación de las necesidades de abonadura en grandes territorios, ello ayuda a identificar los volúmenes de los insumos permitidos en la normatividad de certificación internacional que se aplica a la agricultura orgánica.

Se han identificado minerales accesibles para los productores como la roca fosfórica, dolomitas y zeolitas, insumos permitidos en el manejo de la nutrición mineral.

La fertilización foliar en cafetales orgánicos con insumos permitidos en la normatividad internacional de la agricultura orgánica ha conducido a la formulación de un fertilizante foliar, cuya concentración en ppm, es: Mg 4500, Fe 700, Cu 500, Zn 400, B 300, Mn 300, Mo 50, Si 50, Se 50 y Ni 10, este insumo es energizado con baja frecuencia con energía tipo Tesla. Tres aplicaciones al año en los cafetales de San Bartolomé Loxicha, Oaxaca, logró un incremento en el rendimiento de 72%.

En el Módulo de Producción de Abonos Orgánicos de la Universidad Autónoma Chapingo (UACH), establecido en el Campo San Ignacio se cuenta con una acreditación CERTIMEX para a formulación de un fertilizante orgánico autorizado para aplicarlo en la agricultura orgánica certificada. De la misma manera nuestra experiencia permite que en dicho módulo se promueva el compostaje, la lombricultura, la producción de microorganismos eficientes en la agricultura como una estrategia para restaurar el recurso suelo e incrementar la productividad agrícola. Los insumos que se elaboran son energizados mediante el campo magnético con energía de baja frecuencia tipo Tesla.

 

Literatura citada

Fassbender, H. y Bornemisza, E. 1987. Química de suelos con énfasis en suelos de América Latina. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). San José, Costa Rica. 420 p.         [ Links ]

Carvajal, J. F. 1984. Cafeto – cultivo y fertilización. Instituto Internacional de la Potasa. Berna, Suiza. 254 p.         [ Links ]

Carvajal, J. F.; Acevedo, A. and Lopéz, C. A. 1969. Nutrient uptake by the coffee tree during a yearly cicle. Turrialba. 19(1):13-20.         [ Links ]

Demmers, M. N. 1999. Fundamentals of geographic information systems. 2 (Ed.) Wiley. 498 p.         [ Links ]

Malavolta, E. 1993. Sea o doutor de deu cafezal. Informacoes Agronomicas (Brasil). 64:1-10.         [ Links ]

Norma Oficial Mexicana NOM-021-SEMARNAT-2000 que establece las especificaciones de fertilidad, salinidad y clasificación de suelos, estudio, muestreo y análisis. Diario Oficial 31 de diciembre, 2002. México. 85 p.         [ Links ]

RESTAURACIÓN DE SUELOS EROSIONADOS A TRAVÉS DEL USO DE BIOABONO con Azotobacter

VALIDACIÓN DEL PRODUCTO COMERCIAL BACTHON SC PARA LA RESTAURACIÓN DE SUELOS EROSIONADOS A TRAVÉS DEL USO DE BIOABONO

Autor: Daniela Prado Lucio-Paredes

 

Fuente: http://repositoVALIDACIÓN DEL PRODUCTO COMERCIAL BACTHON SC PARA LA RESTAURACIÓN DE SUELOS EROSIONADOS A TRAVÉS DEL USO DE BIOABONO Daniela Prado Lucio-Paredes

JUSTIFICACIÓN

Las haciendas agrícolas y ganaderas sufren graves problemas de pérdida de fertilidad de los suelos destinados al cultivo. Los resultados de este estudio permitirán establecer una forma para recuperar los suelos poco fértiles de la zona de Nanegalito y mejorar la productividad del suelo desgastado por el mal manejo y los cultivos.

OBJETIVO General

Restaurar suelos poco fértiles con la ayuda de bioabono generado con la mezcla bacteriana comercial BACTHON SC. OBJETIVOS Específicos  Determinar la cantidad óptima de BACTHON para generar un buen bioabono.  Determinar el porcentaje de germinación más alto en los semilleros con distintas relaciones bioabono-sustrato.  Determinar la relación óptima de bioabonosustrato para la restauración de un suelo poco fértil.

METODOLOGÍA

La investigación se llevó a cabo en Nanegalito, zona cálido-húmeda (T=20ºC – 22ºC)/ (%H relativa = 35 – 45).  Esta hacienda se dedica a la crianza de ovejas por lo tanto para la realización del bioabono se utilizó estiércol ovino.  En cuanto a la materia verde, se usó la vegetación de la zona (moras silvestres, hojas, tronquitos).  Se construyeron 4 camas, todas con las mismas dimensiones (2 m x 1 m x 0.6 m).  Se utilizaron los propios materiales de la hacienda para su construcción.  Cada dosificación se diluyó en 20 litros de agua.  El pH del agua de dilución debe estar entre 5.5 – 6, para sacarlos de su estado de latencia.  Se reguló el pH con ácido cítrico concentrado.

DOSIS:

 Cama A: 100 ml BACTHON

 Cama B: 150 ml BACTHON

 Cama C: 200 ml BACTHON

 Cama T: cama testigo sin BACTHON BACTHON SC 

 

Complejo de microorganismos del suelo en estado latente que actúan como biodegradadores de materiales orgánicos para convertirlos en nutrientes.  Sirve: para la generación de bioabono orgánico o para aplicar directamente al suelo.  Elimina los malos olores de la descomposición de la materia orgánica. Composición del BACTHON SC Composición Garantizada Azospirillum brasilense Cuarenta millones UFC */ml Azotobacter chrococcum Treinta millones UFC */ml Lactobacillus acidophilus Cien millones UFC */ml Saccharomyces cereviseae Cien mil UFC */ml Ingredientes aditivos: c.s.p. 1 litro *UFC: Unidades Formadoras de Colonias 2 metros 60 cm 15 cm 5 cm

 

CONSTRUCCIÓN DE LAS CAMAS SEGUIMIENTO Y CONTROL

 Volteos todos los días  Temperatura dependiente de la temperatura ambiente  Alto porcentaje de humedad  Aumento de la temperatura a 28ºC Seguimiento y Control  pH demasiado ácido se corrigió con CaCO3 (113.5 g/ m2)  Mismas condiciones externas para todas las camas.  Se hicieron 2 dosificaciones de refuerzo a cada cama.  Estas dosificaciones se diluyeron en 2 litros de agua.  Cama A,B,C: bioabono listo día 76  Cama T: bioabono listo día 86 (10 días más tarde)  Se realizaron análisis de micro y macro nutrientes para cada bioabono. Segunda Tercera Cama A 25 ml BACTHON 25 ml BACTHON Cama B 37.5 ml BACTHON 37.5 ml BACTHON Cama C 50 ml BACTHON 50 ml BACTHON Cama T ———- ———

RESULTADOS BIOABONO  A pesar de la poca diferencia visual de degradación de las camas, los análisis demostraron que el bioabono de mejor calidad es el de la cama C (200 ml BACTHON).  Es la cama cuya cantidad de nutrientes era la más alta (N,P,K,etc) SEMILLEROS  Se realizaron semilleros con cada una de las camas con el propósito de ver con qué bioabono existía el mayor % de germinación de semillas de rábano.  Se probaron distintas relaciones bioabono: sustrato (15%-85%, 30%-70%, 45%-55%)  Se utilizó un semillero testigo con el suelo erosionado de la hacienda (100%).  Se usaron semillas certificadas de rábano. Semilleros

 

RESULTADOS SEMILLEROS Relación Bioabono: Sustrato Porcentaje de Germinación Cama A Cama B Cama C Cama T 15%-85% 36.36 % 27.27 % 40.90 % 30%-70% 45.45 % 36.36 % 40.90 % 54.54% 45%-55% 45.45 % 50 % 77.27 %  La cama C con mayor porcentaje de germinación, número de frutos, hojas más grandes y más verdes. Resultado Semilleros CAMA T:  54.54% germinación  Plantas pequeñas (2.5 cm), con raíces poco profundas.  Sin frutos Cama C: 45%-55%  77.27% germinación  Plantas grandes (15cm) con raíces profundas  Mayor cantidad de frutos  Frutos grandes Resultado Semillero C Resultados Suelo Restaurado 9 402 214 207 0 64 0 50 100 150 200 250 300 350 400 450 Valores en ppm P Fe N Nutrientes Sin bioabono Con bioabono 5,8 0,23 2,3 10,6 1,9 0,7 3,9 0,2 0,21 0,19 16 0,36 6,4 15,4 9,3 14,5 4,5 13,7 18,2 31 05 10 15 20 25 30 35 S K Ca Mg Zn Cu Mn B M.O. Ntot Nutrientes Valores Sin bioabono Con bioabono

 

ONCLUSIONES • El alto grado de humedad en las camas, en el ambiente y las variaciones de temperatura durante la primera semana ocasionaron que el proceso sea más lento. • El producto BACTHON genera un bioabono de buena calidad y en menor tiempo que un bioabono natural (76 días). • El mejor bioabono es el de la cama C con una concentración inicial de 200 ml de BACTHON. • El producto comercial BACTHON SC sirve para generar un bioabono de alta calidad que permite restaurar suelos erosionados. • El semillero de la cama C con relación 45% – 55% fue el mejor, con un porcentaje de germinación de 77.27% respecto al 90% propuesto por la casa de las semillas. Conclusiones • Fue el semillero con las plantas más grandes y sanas, con mayor cantidad de frutos, a diferencia del semillero testigo y de los otros. • El 85% de los nutrientes del suelo mejoraron con la incorporación de bioabono. • Un suelo con un porcentaje de M.O mayor a 5% es un suelo fértil, nuestro suelo contiene 6.40% de M.O. • El pH ácido del suelo se tornó alcalino al mezclar el bioabono, lo que es bueno para la plantas.

 

RECOMENDACIONES Para obtener mejores resultados en la producción del bioabono se debe: • Secar el estiércol al sol antes de utilizarlo, si su % de humedad es demasiado alto. • Mantener siempre protegidas las camas de la lluvia para evitar el aumento de humedad y mantener una temperatura constante. • Utilizar CaCO3 para disminuir el pH, sin sobrepasar los 100 g/m2 en cada cama para evitar que el medio se vuelva demasiado alcalino. Recomendaciones • De ser posible trabajar en invernaderos para mantener constantes las condiciones en las camas. • Asegurarse de mantener las mismas condiciones (sol, humedad, aireación) en todas las camas para resultados valederos. • Hacer volteos constantes para aumentar la aireación de las camas. • Construir las camas en un sitio plano. • Para los semilleros mantener la tierra húmeda constantemente para ayudar al crecimiento de las plantas.

MUCHAS GRACIAS

!rio.uisek.edu.ec/jspui/bitstream/123456789/427/3/presentancion%20FINAL%20TESIS.pdf

Bacteria Gram negativa

En microbiología, se denominan bacterias Gram negativas aquellas que no se tiñen de azul oscuro o de violeta por la tinción de Gram, y lo hacen de un color rosado tenue: de ahí el nombre de “Gram negativas” o también “gramnegativas”.1 Esta característica está íntimamente ligada a la estructura didérmica dada por la envoltura celular, pues presenta doble membrana celular (una externa y la otra citoplasmática), lo que refleja un tipo natural de organización bacteriana. Son uno de los principales supergrupos debacterias, y cuando se tratan como taxón se utiliza también el nombre de Negibacteria2 o Didermata. Las restantes son las bacterias Gram positivas.

Las bacterias Gram negativas presentan dos membranas lipídicas entre las que se localiza una fina pared celular de peptidoglicano, mientras que las bacterias Gram positivas presentan sólo una membrana lipídica y la pared de peptidoglicano es mucho más gruesa. Al ser la pared fina, no retiene el colorante durante la tinción de Gram.3

Muchas especies de bacterias Gram negativas causan enfermedades. Los cocos Gram negativos causan la gonorrea (Neisseria gonorrhoeae), la meningitis (Neisseria meningitidis) y síntomas respiratorios (Moraxella catarrhalis), entre otros. Los bacilos Gram negativos incluyen un gran número de especies. Algunos de ellos causan principalmente enfermedades respiratorias (Haemophilus influenzae, Klebsiella pneumoniae , Legionella pneumophila, Pseudomonas aeruginosa), enfermedades urinarias (Escherichia coli, Proteus mirabilis, Enterobacter cloacae, Serratia marcescens) y enfermedades gastrointestinales (Helicobacter pylori, Salmonella enteritidis, Salmonella typhi). Otros están asociadas a infecciones nosocomiales (Acinetobacter baumanii).

Imagen microscópica dePseudomonas aeruginosa, una bacteria Gram negativa (los puntos rosas-rojos).

Comparación de las envolturas celulares bacterianas. Arriba: Bacteria Gram-positiva. 1-membrana citoplasmática, 2-peptidoglicano, 3-fosfolípidos, 4-proteínas, 5-ácido lipoteicoico.
Abajo: Bacteria Gram-negativa. 1-membrana citoplasmática (membrana interna), 2-espacio periplasmático, 3-membrana externa, 4-fosfolípidos, 5-peptidoglicano, 6-lipoproteína, 7-proteínas, 8-lipopolisacáridos, 9-porinas.

Índice

 [ocultar

Estructura[editar]

La envoltura celular de las bacterias Gram negativas está compuesta por una membrana citoplasmática (membrana interna), una pared celular delgada depeptidoglicano, que rodea a la anterior, y una membrana externa que recubre la pared celular de estas bacterias.4 Entre la membrana citoplasmática interna y la membrana externa se localiza el espacio periplásmico, relleno de una sustancia denominada periplasma, la cual contiene enzimas importantes para la nutrición en estas bacterias. Retienen la safranina.

La membrana externa contiene diversas proteínas; entre ellas, las porinas o canales proteícos que permiten el paso de ciertas sustancias. También presenta unas estructuras llamadas lipopolisacáridos (LPS), formadas por tres regiones: el polisacárido O (antígeno O), una estructura polisacárida central (KDO) y el lípido A (endotoxina).

Las bacterias Gram negativas pueden presentar una capa S que se apoya directamente sobre la membrana externa y no sobre la pared de peptidoglicano, como sucede en las Gram positivas. Si presentan flagelos, estos tienen cuatro anillos de apoyo en lugar de los dos de las bacterias Gram positivas porque tienen dos membranas. No presentan ácidos teicoicos ni ácidos lipoteicoicos, típicos de las bacterias Gram positivas. Las lipoproteínas se unen al núcleo de polisacáridos, mientras que en las bacterias Gram positivas estos no presentan lipoproteínas. La mayoría no forma endosporas (Coxiella burnetti, que produce estructuras similares a las endosporas, es una notable excepción).

Patogenia y tratamiento[editar]

Neisseria gonorrhoeae, agente causal de la gonorrea.

Muchas especies de bacterias Gram negativas causan enfermedades. Una de las varias características únicas de las bacterias Gram negativas es la estructura de la membrana externa. La parte exterior de la membrana comprende un complejo de lipopolisacáridos cuya parte lípida actúa como una endotoxina y es responsable de la capacidad patógena del microorganismo.1 Este componente desencadena una respuesta inmune innata que se caracteriza por la producción de citocinas y la activación del sistema inmunológico. La inflamación es una consecuencia común de la producción de citocinas, que también pueden producir toxicidad. Si la endotoxina entra en el sistema circulatorio, provoca una reacción tóxica con aumento de la temperatura y de la frecuencia respiratoria y bajada de la presión arterial. Esto puede dar lugar a un shock endotóxico, que puede ser fatal.

Esta membrana externa protege a las bacterias de varios antibióticos, colorantes y detergentes que normalmente dañarían la membrana interna o la pared celular de peptidoglicano. La membrana externa proporciona a estas bacterias resistencia a la lisozima y a la penicilina. Afortunadamente, se han desarrollado otros tratamientos alternativos para combatir la membrana externa de protección de estos patógenos, tales como la lisozima con EDTA y el antibiótico ampicilina. También pueden usarse otros fármacos, a saber, cloranfenicol, estreptomicina y ácido nalidíxico.

Filogenia de las bacterias Gram negativas[editar]

Árbol filogenético de los seres vivos, que considera que las bacterias Gram positivas (Posibacteria) se han originado a partir de las Gram negativas (Negibacteria), de acuerdo con las ideas de Thomas Cavalier-Smith.5 2

Dentro del grupo de las bacterias Gram negativas es posible distinguir dos subgrupos: Eobacteria y Glycobacteria, que se distinguen por la composición de la membrana externa. En los primeros, la membrana externa presenta solo simples fosfolípidos, mientras que en los segundos además presenta la inserción de moléculas complejas de lipopolisacáridos (la estructura típica descrita anteriormente). Por ello se considera queEobacteria son las bacterias más primitivas. Incluye a Chlorobi (bacterias fotosintéticas anoxigénicas) y a Deinococcus-Thermus(quimiorganotrofos extremófilos); estos últimos, aunque dan positivo en la tinción de Gram, son estructuralmente similares a las bacterias Gram negativas.

El resto de las bacterias Gram negativas se clasifican en Glycobacteria. Las proteobacterias son uno de los grupos principales, que incluyen aEscherichia coli, Salmonella y otras enterobacterias, Pseudomonas, Moraxella, Helicobacter, Stenotrophomonas, Bdellovibrio, bacterias del ácido acético, Legionella y las proteobacterias alfa, como Wolbachia, y muchas otras. Otros grupos notables son las cianobacterias, espiroquetas y lasbacterias verdes del azufre y no del azufre.

No está claro que la segunda membrana sea una característica primitiva o derivada. Si fuese primitiva, las bacterias Gram negativas serían las primeras bacterias en originarse con las Gram positivas, y derivadas a partir de ellas.

  • Gupta sostiene que las bacterias Gram-positivas fueron las que aparecieron primero, puesto que son las más simples.6 Cuando un grupo de estas bacterias desarrolló los mecanismos para producir antibióticos (como hace por ejemplo, la bacteria Streptomyces), la presión selectiva obligó a las demás a protegerse de los efectos de estas sustancias. Unas de estas estrategias fue desarrollar una doble membrana, dando lugar a las bacterias Gram-negativas. Por su parte las arqueas también evolucionarían de las bacterias Gram-positivas mediante la sustitución de genes para conseguir resistencia a los antibióticos.
  • Por el contrario, Cavalier-Smith5 2 considera que la doble membrana es una característica primitiva y que la segunda membrana se perdió al crecer la pared de peptidoglicano que impide la transferencia de lípidos para formar la membrana externa. La hipótesis del citoplasma fueradescribe un posible modelo para la aparición de la doble membrana de las bacterias Gram negativas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Saltar a:a b Salton MJR, Kim KS (1996). Structure. in: Baron’s Medical Microbiology (Baron S et al, eds.) (4th ed. edición). Univ of Texas Medical Branch. ISBN 0-9631172-1-1.
  2. Saltar a:a b c Cavalier-Smith, T. (2006), Rooting the tree of life by transition analyses, Biol Direct. 1: 19. doi: 10.1186/1745-6150-1-19.
  3. Volver arriba Gram, HC (1884). «Über die isolierte Färbung der Schizomyceten in Schnitt- und Trockenpräparaten». Fortschr. Med. 2: 185–189.
  4. Volver arriba J. M. Ghuysen et al. (1994) Bacterial Cell Wall, Elsevier, ISBN 978-0-444-88094-9.
  5. Saltar a:a b Cavalier-Smith, T. (2006). «Cell evolution and Earth history: stasis and revolution». Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci 361 (1470): 969–1006. PMID 16754610.
  6. Volver arriba Gupta RS (2000). «The natural evolutionary relationships among prokaryotes». Crit. Rev. Microbiol. 26 (2): 111–131. doi:10.1080/10408410091154219. PMID 10890353.

Azotobacter

Azotobacter es un género de bacterias usualmente mótiles, ovales o esféricas, que forman quistes de pared gruesa, y pueden producir grandes cantidades de baba capsular. Tiene una tasa respiratoria efectiva y rápida a nivel superficial. Es de vida libre. Además del uso de Azotobacter como organismo modelo, tiene aplicacionesbiotecnológicas. Ejemplos de su uso son la producción de alginatos y de nitrógeno en fermentaciones.1 2 Azotobacter es una bacteria Gram-negativa.

Azotobacter
Azotobacter cells.jpg
Azotobacter sp.
Taxonomía
Dominio: Bacteria
Filo: Proteobacteria
Clase: Gammaproteobacteria
Orden: Pseudomonadales
Familia: Pseudomonadaceae
Género: Azotobacter
Especies
[editar datos en Wikidata]

Referencias[editar]

  1. Volver arriba Clementi F. 1997. Producción de Alginato por Azotobacter vinelandii.
  2. Volver arriba Dixon R & Kahn D. 2004. Regulación Genética de la Fijación Biológica de Nitrógeno. Nat Rev Microbiol. 2(8):621-31.[1] (pdf, 463 kB)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Azotobacter

BIOFERTILIZACION CON BACTERIAS FIJADORAS

El nitrógeno es el elemento que las plantas requieren en mayor proporción respecto de cualquier otro elemento y su disponibilidad es fundamental para el adecuado desarrollo de la planta. La atmósfera contiene el 78% de nitrógeno como gas inerte, el cual, no está disponible para las plantas. En la agricultura de alta producción, el juego es convertir el nitrógeno atmosférico no disponible en formas disponibles para las plantas (ya sea NH2, NH4 o NO3) a fin de que podamos producir grandes cantidades de proteínas.

Se puede obtener el nitrógeno para los cultivos de tres formas principales:

1) Aplicación de fertilizantes sintéticos de alto costo de producción (urea, nitratos, amoníaco anhidro, etc.), o

2) La aplicación de estiércol animal, abonos y desechos animales, que contengan nitrógeno.

3) El uso específico de bacterias de vida libre (no simbióticas), capaces de fijar el nitrógeno.

 

Fijación de nitrógeno mediante el uso de bacterias. Las bacterias fijadoras de nitrógeno son organismos unicelulares que en esencia son, literalmente, fábricas de urea en miniatura. La conversión de nitrógeno atmosférico en la planta a formas disponibles se realiza a través de un específico y único mecanismo que posee la enzima nitrogenasa. La mayoría de los agricultores están familiarizados con la fijación de nitrógeno que realiza la bacteria del género Rhizobium en cultivos de leguminosas. Sus colonias, formadas dentro de los nódulos, aparecen como grumos blancos visibles en las raíces de las leguminosas. Las otras bacterias de vida libre (no simbióticas) pueden fijar nitrógeno igualmente tanto en cultivos de leguminosas como en otras especies de cultivos. Gracias a la reciente evolución de la tecnología microbiológica, que permite que otras especies de cultivos puedan ahora, al igual que las leguminosas, llevar a cabo un proceso similar y fijar su propio nitrógeno desde la atmósfera.

Tipos de fijadores de nitrógeno Hay dos tipos principales de bacterias fijadoras de nitrógeno, las de vida libre y las de inoculación.

1) Las de vida libre habitan en los suelos (como Azotobacter y Pseudomonas spp.), en la rizósfera, consumiendo los exudados de azúcares que la planta libera por sus raíces, utilizando esta fuente de energía como combustible para realizar la conversión de nitrógeno gaseoso no disponible para la planta en nitrógeno disponible.

2) Las de inoculación viven en el interior de la planta, conocidas como endófitas (como Azospirillum spp.). Estos organismos viven en los espacios intracelulares del sistema vascular de la planta y toman el nitrógeno gaseoso no disponible disuelto en el flujo de savia, convirtiéndolo en formas disponibles para la planta (aminas y nitrógeno amoniacal).

Relación planta – bacterias, un sistema de retroalimentación. Las bacterias que fijan nitrógeno utilizan el carbono exudado por la planta en sus raíces como una fuente rica en energía de alto poder calórico; estos exudados son utilizados como combustible para alimentar la reacción biológica. La planta controla la cantidad de energía con la cual las bacterias realizan el proceso de fijación de nitrógeno, de esta forma la cantidad de nitrógeno que se fija es controlada indirectamente por la planta.

Por ejemplo, cuando la humedad del suelo es una limitante, disminuyen las necesidades de nitrógeno requerido por la planta, la cual disminuye el suministro de carbono a la flora bacteriana de la rizósfera. Al disminuir la energía entregada, las bacterias disminuyen la fijación de nitrógeno. Cuando las condiciones del suelo son óptimas, la planta requiere satisfacer necesidades crecientes de nitrógeno para su desarrollo; por lo cual, la fijación de nitrógeno es maximizada por la planta mediante una creciente oferta de carbono a la colonia de bacterias. Así se asegura que la planta recibirá la cantidad de nitrógeno adecuada a sus requerimientos, en base a las condiciones de crecimiento durante la temporada.

En contraste con las aplicaciones físicas de fertilizantes nitrogenados, en donde los agricultores deben adivinar la cantidad de nitrógeno a aplicar al comienzo de la temporada. Si nos hemos equivocado, el exceso de nitrógeno en un año seco puede reducir dramáticamente la eficiencia en el uso del agua y la sanidad vegetal, “cocinando” literalmente el cultivo. En un año de humedad adecuada, puede no ser suficiente la cantidad de nitrógeno en la aplicación, desaprovechando las buenas condiciones para el desarrollo del cultivo.

La fijación de nitrógeno resuelve el problema a través de este sistema de retroalimentación natural. Se ha demostrado que mediante la utilización correcta de especies fijadoras de nitrógeno y la aplicación de un número conocido de estas bacterias para lograr una efectiva colonización en un cultivo, estos organismos suministrarán entre 30 a 110 o más unidades de nitrógeno por hectárea por temporada con una inoculación, dependiendo de las condiciones estacionales y de la humedad del suelo.

 

Forma de nitrógeno y su eficiencia en las plantas.Amina y amonio v/s Nitrato

 

Los Fertilizantes nitrogenados sólidos como la urea o abonos de animales tienen su nitrógeno en forma de amonio o de amina. Sin embargo, una vez que son aplicados al suelo, bacterias nativas como nitrosomonas o nitrosococcus rápidamente transforman estas formas de nitrógeno en nitratos mediante el proceso de nitrificación.

El nitrato es muy móvil en el suelo y es fácilmente lixiviado (sólo el 50% de la urea aplicada es aprovechada realmente por la planta, el otro 50% se pierde, y a veces más).

El nitrato es fácilmente absorbido por las plantas, y con moderación, es una buena fuente de nitrógeno para la producción de proteínas. Sin embargo, el nitrógeno como nitrato es tan fácilmente absorbido por la planta que puede también fácilmente sobrecargar la capacidad de la planta para metabolizar el compuesto en proteína. Mayor cantidad de nitrógeno como oferta, conduce a la producción de proteínas incompletas de cadena corta, que debilitan la planta. Altos niveles de nitratos en las hojas y tejidos vegetales, producen plantas suculentas y de tejidos blandos, mucho más propensos al ataque de plagas y enfermedades e incluso venenosos para animales, incluidos los seres humanos (envenenamiento por nitrato).

El nitrato es también un conocido agente carcinogénico. Por el contrario, el nitrógeno suministrado por bacterias fijadoras es entregado directamente a la planta en forma de amina o amonio. Las bacterias excretan nitrógeno como urea, la misma forma que se encuentra en la orina de los animales. En esencia, las bacterias son en miniatura una bio-fábrica de urea. Es metabólicamente de bajo costo para la planta que a su vez, transforma este tipo de nitrógeno bacterial en aminoácidos y proteínas. El resultado final permite obtener plantas saludables, eficientes y resistentes.

 

CONCLUSION Mayor eficiencia del nitrógeno Menor coste en el suministro de nitrógeno Menor impacto ambiental en los suelos Menor coste de aplicación Menor pérdida de nitrógeno por evaporación o lixiviación Suelos más sostenibles a largo plazo. 

 

Fuente: http://www.agrogenia.es/fertilizaci%C3%B3n-biol%C3%B3gica/

Bacteria Gram positiva

En microbiología, se denominan bacterias Gram positivas a aquellas bacterias que se tiñen de azul oscuro o violeta por la tinción de Gram: de aquí el nombre de “Gram-positivas” o también “grampositivas”.1 Esta característica Química está íntimamente ligada a la estructura de la envoltura celular por lo que refleja un tipo natural de organización bacteriana. Son uno de los principales grupos de bacterias, y cuando se tratan como taxón se utiliza también el nombre dePosibacteria.2 Las restantes son las bacterias Gram negativas.

La envoltura celular de las bacterias Gram-positivas comprende la membrana citoplasmática y una pared celular compuesta por una gruesa capa depeptidoglucano, que rodea a la anterior. La pared celular se une a la membrana citoplasmática mediante moléculas de ácido lipoteicoico. La capa depeptidoglicano confiere una gran resistencia a estas bacterias y es la responsable de retener el tinte durante la tinción de Gram. A diferencia de las Gram-positivas, las Gram-negativas presentan una segunda membrana lipídica externa a la pared celular.3

Incluyen especies tanto móviles (vía flagelos) como inmóviles con forma de bacilo (Bacillus, Clostridium, Corynebacterium, Lactobacillus, Listeria) o coco(Staphylococcus, Streptococcus); con gruesas paredes celulares o sin ellas (Mycoplasma). Algunas especies son fotosintéticas, pero la mayoría son heterótrofas. Muchas de estas bacterias forman endosporas en condiciones desfavorables.4 Realmente, no todas las bacterias del grupo son Gram-positivas (no se tiñen por la aplicación de ese método), pero se incluyen aquí por su similitud molecular con otras bacterias Gram-positivas.

Estructura[editar]

Bacterias Gram-positivasBacillus anthracis (bastones púrpuras) en una muestra de fluido cerebroespinal. Las otras células son leucocitos.

La célula bacteriana está rodeada por una envoltura que, observada al microscopio electrónico, se presenta como una capa gruesa y homogénea, denominada pared celular. Luego en sección (corte) se observa una estructura semejante a dos líneas paralelas separando una capa menos densa; esto corresponde a la membrana plasmática. Entre la membrana plasmática y la pared celular se encuentra el periplasma o espacio periplasmático. En el interior de la membrana plasmática se encuentra el citoplasma que está constituido por una disolución acuosa, el citosol, en el cual se encuentran ribosomas y otros agregados de macromoléculas, y en el centro se ubica la zona menos densa llamada nucleoide, que contiene una madeja de hebras difícil de resolver (distinguir) y cuyo principal componente es el ADN.

La pared externa de la envoltura celular de una bacteria Gram positiva tiene como base química fundamental el peptidoglicano, que es un polímero de N-acetil-2-D-glucosamina, unido en orientación ß-1,4 con N-acetil murámico, a éste se agregan por el grupo lactilo cuatro o más aminoácidos. Esta molécula se polimeriza gran cantidad de veces, de modo que se forma una malla especial, llamada sáculo de mureína. Dicho compuesto es de vital importancia para conservar la forma del chimbo y darle rigidez a la célula bacteriana (si este compuesto no existiese, la célula reventaría debido a su gran potencial osmótico).

Las siguientes características están presentes generalmente en una bacteria Gram-positiva:5

  • Membrana citoplasmática.
  • Capa gruesa de peptidoglicano.
  • Ácidos teicoicos y lipoteicoicos, que sirven como agentes quelantes y en ciertos tipos de adherencia.
  • Polisacáridos de la cápsula.
  • Si algún flagelo está presente, este contiene dos anillos como soporte en oposición a los cuatro que existen en bacterias Gram-negativas porque las bacterias Gram-positivas tienen solamente una capa membranal.

Tanto las bacterias Gram-positivas como las Gram-negativas pueden presentar una capa superficial cristalina denominada capa S. En las bacterias Gram-negativas, la capa S está unida directamente a lamembrana externa. En las bacterias Gram-positivas, la capa S está unida a la capa de péptidoglicano. Es único a las bacterias Gram-positivas la presencia de ácidos teicoicos en la pared celular. Algunos ácidos teicoicos particulares, los ácidos lipoteicoicos, tienen un componente lipídico y pueden asistir en el anclaje del péptidoglicano, en tanto el componente lipídico sea integrado en la membrana.

Filogenia de las bacterias Gram-positivas[editar]

Árbol filogenético de los seres vivos considerando que las bacterias Gram-positivas (Posibacteria) se han originado a partir de las Gram-negativas (Negibacteria), de acuerdo con las ideas de Cavalier-Smith.2 6

Se reconoce dos filos principales de bacterias Gram-positivas. Uno de ellos es Firmicutes, que incluye muchos géneros bien conocidos tales comoBacillus, Listeria, Staphylococcus, Streptococcus, Enterococcus, y Clostridium. Este filo se ha expandido con la introducción de los Mollicutes, bacterias similares a Mycoplasma que pierden las paredes celulares y no pueden ser teñidas por el método de Gram, pero son derivadas de tales formas. El otro filo es Actinobacteria, que incluye algunas de las bacterias más típicas de vida terrestre, desempeñando un importante papel en la descomposición de materia orgánica. Éstas y los Firmicutes son referidos, respectivamente, como grupos de G+C alto y bajo, basándose en el contenido de guanosina y la citosina en su ADN. Las bacterias Deinococcus-Thermus también presentan bandas Gram-positivas, sin embargo se clasifican con las bacterias Gram-negativas, pues son similares estructuralmente a estas.

No está claro si las bacterias Gram-positivas derivan de las Gram negativas o viceversa. Si la segunda membrana (la membrana externa) es una condición derivada, los filos Firmicutes y Actinobacteria podrían ser basales entre las bacterias; de lo contrario serían probablemente grupos monofiléticos recientes.

  • Gupta sostiene que las bacterias Gram-positivas fueron las que aparecieron primero, puesto que son las más simples.7 Cuando un grupo de estas bacterias desarrolló los mecanismos para producir antibióticos (como hace por ejemplo, la bacteria Streptomyces), la presión selectiva obligó a las demás a protegerse de los efectos de estas sustancias. Unas de estas estrategias fue desarrollar una doble membrana, dando lugar a las bacterias Gram-negativas. Por su parte las arqueas también evolucionarían de las bacterias Gram-positivas mediante la sustitución de genes para conseguir resistencia a los antibióticos.
  • Por el contrario, Cavalier-Smith considera que las bacterias Gram-positivas son las más recientes y además las considera ancestros de lasarqueas y eucariontes, debido a que estos grupos carecen de la segunda membrana y a varias similitudes bioquímicas tales como la presencia de esteroles.2 6 La hipótesis del citoplasma fuera describe un posible modelo para la aparición de la doble membrana de las bacterias Gram negativas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Volver arriba Gram, HC (1884). «Über die isolierte Färbung der Schizomyceten in Schnitt- und Trockenpräparaten». Fortschr. Med. 2: 185–189.
  2. Saltar a:a b c Cavalier-Smith, T. (2006) Rooting the tree of life by transition analyses, Biol Direct. 1: 19. doi: 10.1186/1745-6150-1-19.
  3. Volver arriba J. M. Ghuysen et al. (1994) Bacterial Cell Wall, Elsevier, ISBN 978-0-444-88094-9.
  4. Volver arriba Gladwin, Mark; Bill Trattler (2007). Clinical Microbiology made ridiculously simple. Miami, FL: MedMaster, Inc. pp. 4–5. ISBN 978-0-940780-81-1.
  5. Volver arriba Madigan M; Martinko J (editors). (2005). Brock Biology of Microorganisms (Decimoprimera edición edición). Prentice Hall. ISBN 0-13-144329-1.
  6. Saltar a:a b Cavalier-Smith, T. (2006). «Cell evolution and Earth history: stasis and revolution». Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci 361 (1470): 969–1006. PMID 16754610.
  7. Volver arriba Gupta RS (2000). «The natural evolutionary relationships among prokaryotes». Crit. Rev. Microbiol. 26 (2): 111–131. doi:10.1080/10408410091154219. PMID 10890353.

Streptomyces

Streptomyces es el género más extenso de actinobacterias, un grupo de bacterias gram positivas de contenido GC generalmente alto.1 Se encuentran predominantemente en suelos y en la vegetación descompuesta y la mayoría produce esporas (también denominadas conidios) en los extremos de las hifas aéreas. Se distinguen por el olor a «tierra húmeda» que desprenden, resultado de la producción de un metabolito volátil, la geosmina (S. coelicolor).

Las especies del género Streptomyces se caracterizan por poseer un metabolismo secundario (rutas metabólicas no requeridas para la supervivencia) complejo.1Producen numerosos antibióticos de uso clínico como estreptomicina, ácido clavulánico, neomicina, cloranfenicol, etc. Streptomyces es raramente patógenos, aunque pueden producir infecciones en humanos, tales como micetoma por S. somaliensis y S. sudanensis. En las plantas, S. caviscabies y S. scabies ocasionan costras. También a partir de ellos, concretamente de S. avermectilis se sintetizó toda una familia de insecticidas: las avermectinas.

Genómica[editar]

El genoma completo de S. coelicolor A3(2), fue publicado en 2002.2 En esa fecha era el genoma bacteriano más grande conocido. La secuencia genómica de S. avermitilis fue completada en 2003.3 Este fue el primer genoma secuenciado de un microorganismo de uso industrial. Ambos genomas tienen un único cromosomalineal, en contraste con la mayoría del resto de las bacterias que contienen cromosomas circulares. La secuencia genómica de S. scabies, una especie que causa costras en la patata, ha sido completada recientemente.

Biotecnología[editar]

En los últimos años, Streptomyces spp. ha sido objeto de investigaciones en biotecnología para la producción de proteínas recombinantes humanas. Tradicionalmente, escherichia coli era la especie de elección para albergar genes eucariotas puesto que es una bacteria bien conocida y fácil de trabajar.4 5 Sin embargo, E. coli introduce algunos problemas tales como una glicosilación incorrecta (o una ausencia de la misma) y un plegamiento proteínico incorrecto, resultando en insolubilidad y pérdida de bioactividad del producto.6 Streptomyces spp., por otro lado, tiene la habilidad de secretar proteínas recombinantes correctamente plegadas en el medio de producción, lo que simplifica los pasos subsecuentes de purificación. Estas características, entre otras, hacen de Streptomyces spp. una alternativa más atractiva que otras bacterias como E. coli y Bacillus subtilis.

Streptomyces
Streptomyces sp 01.png
Cultivo de un Streptomyces sp.
Taxonomía
Dominio: Bacteria
Filo: Actinobacteria
Orden: Actinomycetales
Suborden: Streptomycineae
Familia: Streptomycetaceae
Género: Streptomyces
Waksman & Henrici 1943
Especies

S. ambofaciens
S. achromogenes
S. avermitilis
S. coelicolor
S. clavuligerus
S. felleus
S. ferralitis
S. filamentosus
S. griseus
S. hygroscopicus
S. iysosuperficus
S. kanamyceticus
S. lividans
S. nodosus
S. noursei
S. scabies
S. somaliensis
S. thermoviolaceus
S. toxytricini
S. venezuelae
S. tsukubaensis
S. violaceoruber
y unas 500 especies adicionales.

[editar datos en Wikidata]

Medicina[editar]

Streptomyces es el género que produce el mayor número de antibióticos,7 tanto bactericidas como fungicidas, y también un amplio rango de compuestos bioactivos como inmunosupresores.

Referencias[editar]

  1. Saltar a:a b Madigan M; Martinko J (editors). (2005). Brock Biology of Microorganisms (11th ed. edición). Prentice Hall.ISBN 0-13-144329-1.
  2. Volver arriba Bentley SD, et al. (2002). «Complete genome sequence of the model actinomycete “Streptomyces coelicolor” A3(2).». Nature 417: 141–147. PMID 12000953.
  3. Volver arriba Ikeda H; Ishikawa J; Hanamoto A; Shinose M; Kikuchi H; Shiba T; Sakaki Y; Hattori M; Omura S (2003).«Complete genome sequence and comparative analysis of the industrial microorganism Streptomyces avermitilis. Nat. Biotechnol. 21: 526–531. PMID 12692562.
  4. Volver arriba Brawner M, Poste G, Rosenberg M, Westpheling J (1991). «Streptomyces: a host for heterologous gene expression». Curr Opin Biotechnol 2 (5): 674–81. PMID 1367716.
  5. Volver arriba Payne G, DelaCruz N, Coppella S (1990). «Improved production of heterologous protein from Streptomyces lividans». Appl Microbiol Biotechnol 33 (4): 395–400. PMID 1369282.
  6. Volver arriba Binnie C, Cossar J, Stewart D (1997). «Heterologous biopharmaceutical protein expression in Streptomyces».Trends Biotechnol 15 (8): 315–20. PMID 9263479.
  7. Volver arriba Millind G. Watve. Rashmi Tickoo. Maithili M. Jog Bhalachandra D. Bhole (septiembre de 2001). «How many antibiotics are produced by the genus Streptomyces». Arch microbiol (en inglés) 176 (5): 386–390. PMID 11702082.
  8. Volver arriba Garrod, L.P., et al.: “Antibiotic and Chemotherapy”, page 131. Churchill Livingstone, 1981.
  9. Volver arriba Medium optimization for the production of avermectin B1a by Streptomyces avermitilis 14-12A using response surface methodology”; Bioresource Technoogy 100: 4012-4016.
  10. Volver arriba Ikeda, H; H. Kotaki & S. Omura 1989 “Genetic studies of avermectin biosynthesis in Streptomyces avermitilis”;Journal of Bactriology 169(12): 5615–5621.

Lecturas adicionales[editar]

  • Baumberg S (1991). Genetics and Product Formation in Streptomyces. Kluwer Academic. ISBN 978-0-306-43885-1.
  • Gunsalus IC (1986). Bacteria: Antibiotic-producing Streptomyces. Academic Press. ISBN 978-0-12-307209-2.
  • Hopwood DA (2007). Streptomyces in Nature and Medicine: The Antibiotic Makers. Oxford University Press. ISBN 978-0-19-515066-7.

Enlaces externos[editar]