Inicio » Inicio

Category Archives: Inicio

Simbiosis

Liquen «Barbas de chivo».

El término simbiosis (del griego: σύν, syn, ‘con’; y βίωσις, biosis, ‘vivir’) se aplica a la interacción biológica, a la relación estrecha y persistente entre organismos de distintas especies. Los organismos involucrados en la simbiosis son denominados simbiontes.

El botánico alemán Anton de Bary, quien en 1873 (o 1879, según autores) acuñó el término para describir la estrecha relación entre organismos de diferente tipo, definió lasimbiosis como «la vida en conjunción de dos organismos disímiles, normalmente en íntima asociación, y por lo general con efectos benéficos para al menos uno de ellos».1 La definición de simbiosis se encuentra sometida a debate, y el término ha sido aplicado a un amplio rango de interacciones biológicas. Otras fuentes la definen de forma más estrecha, como aquellas relaciones persistentes en las cuales ambos organismos obtienen beneficios, en cuyo caso sería sinónimo de mutualismo.2

La simbiosis suele ser identificada con las relaciones simbióticas mutualistas, que son aquellas en las que todos los simbiontes salen beneficiados. Por analogía, ensociología, simbiosis puede referirse a sociedades y grupos basados en la colectividad y la solidaridad.

Tipos de simbiosis[editar]

La simbiosis puede clasificarse atendiendo a la relación espacial entre los organismos participantes: ectosimbiosis y endosimbiosis. En la ectosimbiosis, el simbionte vive sobre el cuerpo —en el exterior— del organismo anfitrión, incluido el interior de la superficie del recorrido digestivo o el conducto de las glándulas exocrinas. En la endosimbiosis, el simbionte vive o bien en el interior de las células del anfitrión, o bien en el espacio entre éstas.3

Las simbiosis pueden ser clasificadas según sean éstas facultativas u obligatorias, o tambièn distinguiendo si son permanentes o temporales.4

De modo similar, se puede distinguir entre simbiosis de transmisión vertical –en la que existe una transferencia directa de la infección desde los organismos anfitriones a su progenie,5 — y simbiosis de transmisión horizontal, en la que el simbionte es adquirido del medio ambiente en cada generación.6

Desde una perspectiva de los costos y los beneficios que obtienen cada uno de los participantes, las relaciones simbióticas en la naturaleza pueden clasificarse como de mutualismo, comensalismo yparasitismo. En el mutualismo ambas especies se benefician; en el comensalismo la relación es beneficiosa para una de ellas e indiferente para la otra, y en el parasitismo la relación es positiva para una, aunque perjudicial para la otra.

El continuo entre parasitismo, comensalismo y mutualismo[editar]

El criterio teórico para asignar las etiquetas de parasitismo, comensalismo o mutualismo es el efecto neto sobre la aptitud inclusiva del hospedador.7

El parasitismo está profusamente extendido en la naturaleza. En algunos casos puede ser el primer estadio de un proceso continuo que conduciría al mutualismo.

Muchas especies de artrópodos albergan endosimbiontes de transmisión hereditaria. Debido a que la persistencia de estos simbiontes hereditarios depende de modo íntimo de la supervivencia de sus hospedadores, generalmente se ha supuesto que los microorganismos que, con gran eficacia son transmitidos de padres a hijos durante generaciones de hospedadores deberían evolucionar con el tiempo hasta volverse beneficiosos para sus hospedadores. Cada vez está más claro que los simbiontes hereditarios son muy comunes en los artrópodos. Muchos de esos simbiontes son beneficiosos, pero una parte considerable de éstos son deletéreos y, más que ser beneficiosos para sus hospedadores, mantienen relaciones antagonistas con parte de ellos.

Michael E. N. Majerus, Simbiontes hereditarios causantes de efectos deletéreos en los artrópodos.8

En este estadio, el parásito debe atenuar la virulencia contra su hospedador y, entre otras adaptaciones, se desprende de una característica típica de todo organismo –su tendencia a reproducirse geométricamente– auto-regulando esta tendencia;9 paralelamente, el hospedador deberá reaccionar neutralizando los efectos deletéreos de su parásito. «En cualquier momento esas asociaciones pueden disolverse, sus miembros pueden cambiar e incluso destruirse entre sí, o simplemente perder a su simbionte».10

Este primer estadio simbiótico es el más inestable, dado que «el éxito del parasitismo –es decir el éxito del parásito [y también de la simbiosis]– radica en la acomodación y en la supervivencia. El éxito del parásito se mide no por los trastornos que causa a su hospedador sino por su capacidad para adaptarse y para integrarse al medio interno de este último»,11 Se podría llegar a estadios de integración muy elevados en los que, antes de alcanzar una relación mutualista ya se podría estar produciendo transferencia de material genético; por ello señala Margulis que en las relaciones simbióticas son de poca utilidad conceptos como «coste» o «beneficio».12

Grados de integración en los procesos simbióticos[editar]

Ivan Wallin trató de explicar cómo podrían iniciarse las relaciones simbióticas. En 1927, en su libro Symbionticism and the Origin of Species utilizó el término «prototaxis» para explicar el inicio de relaciones simbióticas; para explicar este inicio recurrió a la respuesta innata de células y, en general, de organismos ante la presencia de otros organismos. Wallis usó como ejemplos la tendencia del ratón a huir del gato, la tendencia del tiburón a tragarse al pez, la mosca a poner huevos en los tejidos sanguinolentos de un jabalí. A estas tendencias positivas o negativas las denominó «prototaxis». «La tendencia prototáctica de los heterótrofos a absorber los productos de la fotosíntesis, o bien a ingerir los propios organismos fotosintetizadores –y la resistencia de estos organismos a ser ingeridos– serían reacciones prototácticas que propician la proliferación de eucariotas fotosintéticos. Algas, líquenes, lombrices verdes, corales marrones e hidras verdes constituyen una pequeña parte del resultado de estas relaciones simbióticas».13Atendiendo a la prototaxis de Wallis, se podría decir que la tensión producida por las diferentes reacciones de los organismos ante la presencia de otros organismos –tendencia a «acercarse» y a «alejarse»– explicaría el inicio de las relaciones simbióticas.

Una vez establecida, la relación entre simbiontes podría alcanzar diferentes grados de integración:

  • El grado de menor integración sería aquel en el que los simbiontes establecen una relación de «comportamiento»: vivirían uno junto al otro y ambos habrían aprendido a beneficiarse de su mutua presencia. La fragata portuguesa y los peces pastor o las anémonas y los peces payasos son ejemplos de esos comportamientos simbióticos sutiles.
  • Otro grado que pueden alcanzar las relaciones simbióticas sería el «metabólico»: «Frecuentemente el producto metabólico, el exudado o el residuo de uno de los miembros de la asociación se convierte en alimento para el otro. Probablemente todos los animales verdes que han sido estudiados (tales como el gusano plano o platelminto Convoluta roscoffensis, o la Hydra viridis de los estanques), así como todos los líquenes, estén integrados a este nivel».14
  • Un mayor grado de integración supone aquel en el que por ejemplo las proteínas de uno de los integrantes de la simbiosis se hacen imprescindibles para el otro: «En las plantas de alubias y guisantes encontramos un excelente ejemplo de esta clase de integración. Si arrancas un trébol, una arveja o una planta de judías, verás en sus raíces unas pequeñas protuberancias rosáceas. Se trata de nódulos fijadores de nitrógeno, en cuyo interior medra determinado tipo de bacteria, los rizobios. Otrora bacterias nadadoras con forma de bastoncillo, todas ellas han acabado por convertirse en bacteroideshinchados. Estos bacteroides sobredimensionados, llenos de agujeros, ya no pueden dividirse ni crecer».14
  • El máximo grado de integración y más radical sería aquel en el que estas uniones desembocan en la transferencia de material genético y la consecuente fusión de los simbiontes, conformando a partir de ello un nuevo individuo. Material genético de uno de los simbiontes pasa a integrarse en el genoma del otro, surgiendo un individuo nuevo que integra a sus simbiontes. Este estadio es conocido como «simbiogénesis». Los casos más transcendentales de este tipo de simbiosis extrema fueron los procesos simbiogenéticos que originaron los eucariotas. La capacidad de respirar oxígeno como consecuencia de la adquisición de las mitocondrias propició el origen de los animales, y la capacidad fotosintética adquirida posteriormente con los cloroplastos originó el reino vegetal. En ambos casos, mitocondrias y cloroplastos tienen su origen en bacterias de vida libre. Los descendientes de estas bacterias aún se encuentran entre nosotros.

Los procesos simbióticos, plausiblemente, seguirían estos pasos: en un principio, un individuo entraría en contacto con otro individuo o grupo de individuos, en principio esa relación podría ser parasitaria,15 pero con el tiempo ambos individuos podrían llegar a una relación mutualista, el hospedador encontraría ventajas en las características y especialidades del hospedado. De no llegar a este punto la selección naturalno favorecería esta relación, disminuyendo paulatinamente el número de estos individuos en el conjunto de la población; por el contrario, una relación fructífera se vería favorecida por la selección natural y los individuos implicados proliferarían.

La simbiosis desde la óptica evolutiva podría considerarse como un proceso en el que los simbiontes van estrechando su relación. Dependiendo de las características de la simbiosis y de los simbiontes que la integran, esta relación podría alcanzar su máximo grado de integración: la simbiogénesis.

Ejemplos de simbiosis en la naturaleza[editar]

Muchos corales, así como otros grupos de cnidarios tales como Aiptasia (un género de anémonas de mar), forman una relación simbiótica con una clase de algas, zooxantelas, del género Symbiodinium, undinoflagelado.16 Aiptasia, una plaga conocida entre los aficionados de acuarios de coral, sirven como un valioso organismo modelo en el estudio de la simbiosis cnidarios-algas. Típicamente, cada pólipo alberga una especie de alga. A través de la fotosíntesis, estos proporcionan energía al coral, y ayudan en la calcificación.17 Hasta un 30% del tejido de un pólipo puede ser material vegetal.16
Muchos organismos presentan asociaciones simbióticas con bacterias que realizan quimiosíntesis, siendo los primeros en descubrirse en los años 1980 los gusanos tubícolas gigantes de las fuentes hidrotermales del océano profundo.

Importancia de la simbiosis en la naturaleza[editar]

La simbiosis, el sistema en el cual miembros de especies diferentes viven en contacto físico, es un concepto arcano, un término biológico especializado que nos sorprende. Esto se debe a lo poco conscientes que somos de su abundancia. No son sólo nuestras pestañas e intestinos los que están abarrotados de simbiontes animales y bacterianos; si uno mira en su jardín o en el parque del vecindario los simbiontes quizá no sean obvios pero están omnipresentes. El trébol y la vicia, dos hierbas comunes, tienen bolitas en sus raíces. Son bacterias fijadoras de nitrógeno esenciales para su sano crecimiento en suelos pobres en este elemento. Tomemos después los árboles, el arce, el roble y el nogal americano; entretejidos en sus raíces hay del orden de trescientos hongos simbiontes diferentes: las micorrizas que nosotros podemos observar en forma de setas. O contemplemos un perro, normalmente incapaz de percatarse de los gusanos simbióticos que viven en sus intestinos.

Lynn Margulis, Planeta simbiótico.18

Un ejemplo de simbiosis mutua entre un pez payaso que nada entre lostentáculos de Anémona. Ese pezprotege su territorio de otros peces comedores de la anémona y a cambio los tentáculos de la anémona le protegen de otros depredadores.19

Un ejemplo típico de «simbiosis de comportamiento» es la relación entre la anémona de mar y el cangrejo ermitaño: el cangrejo «ofrece» desplazamiento a la anémona y ésta le ofrece protección con sus tentáculos venenosos. Otro ejemplo es el del gobio de Luther, un pez, y una gamba ciega. La gamba excava una madriguera con sus fuertes patas y permite que el pez la ocupe también. A cambio, éste actúa como lazarillo, guiando a la gamba en la búsqueda de alimento. La gamba toca con sus antenas la cola del pez y éste la mueve cuando detecta algún peligro: en ese caso, los dos se retiran hacia la madriguera. También es importante la micorriza como asociación simbiótica.

Diferentes grados de integración simbiótica lo representan las termitas y las comunidades de bacterias alojadas en su aparato digestivo y que les permite digerir la madera. En diversas especies, el grado de integración genética es también diferente. Los rumiantes, igualmente, cuentan con comunidades de microorganismos que les permite digerir la celulosa de las gramíneas. Nosotros, la especie humana, estamos constituidos por numerosas comunidades de bacterias; el 10% de nuestro peso en seco corresponde a esos microorganismos que mantienen diferentes relaciones simbióticas con nosotros.20 También, 250 de nuestros genes corresponde a material genético procedente de bacterias.21

Simbiosis y novedad biológica[editar]

Existe novedad biológica cuando un individuo adquiere nuevas características que a su vez son heredadas por sus descendientes.

La adaptación mutua de los simbiontes supone una transformación de ambos que altera sus características y pueden observarse estables pasadas generaciones. Aquellas en las que pueda probarse que son hereditarias deberán considerarse novedades biológicas.22

También, los procesos simbióticos serían fuente directa de novedad biológica en aquellos casos en los que se produce transferencia genética; los genes o conjuntos de genes se transmiten horizontalmenteentre simbiontes dotándoles de nuevas características que serían hereditarias. La simbiogénesis sería la fuente de novedad biológica más radical mediante esa transferencia horizontal de genes, resultando de ella un nuevo individuo con los simbiontes formando parte de la nueva individualidad.

Nos es imposible asistir al proceso que siguen las relaciones simbióticas en la naturaleza, son procesos que podrían abarcar decenas de miles de años. Kwang Jeon, del Departamento de Zoología de la Universidad de Tennessee (Estados Unidos) pudo, fortuitamente, reproducir, en parte, uno de estos procesos.

En el transcurso de un experimento con amebas observó cómo en uno de los lotes las amebas iban enfermando y muriendo. Observadas bajo el microscopio pudo observar que estaban infectadas por bacterias en forma de bacilo. Una pequeña proporción logró sobrevivir, eran amebas frágiles, muy sensibles a los cambios ambientales. Durante cinco años, Jeon, cuidó a estas amebas infectadas logrando que una proporción de ellas sobreviviera y se reprodujera. Pasados diez años las amebas infectadas vivían y se reproducían con total normalidad. En este punto, mediante diversos experimentos pudo observar que las amebas ya no lograban sobrevivir sin sus bacterias. En el proceso, la comunidad de bacterias en cada ameba, que en un principio se había contabilizado en unas 100.000, se había auto regulado y descendido a 40.000 y «las amebas de Jeon morían por la acción de la penicilina, que se adhería a la pared celular de las bacterias que aquellas tenían en su interior y destruían la población interdependiente que es la célula. El pacto entre las bacterias y las amebas ha llegado a ser tan íntimo y fuerte que la muerte de uno de los miembros de la alianza significa la muerte de ambos».23

Este trabajo de laboratorio podría considerarse demostrativo de que la simbiosis genera novedad biológica. Otro trabajo de laboratorio, en este caso el de Theodore Dobzhansky con Drosophila (mosca de la fruta) sometió a dos grupos de Drosophila a ambientes diferentes. Tras dos años de reproducirse intensamente, estando sometidas a esos diferentes ambientales, se propició un diferencial en el número de sus simbiontes bacterianos de un grupo a otro. El resultado mostró que la fertilidad inter-grupos disminuyó. Los individuos eran plenamente fértiles con individuos de su mismo grupo, pero la fertilidad disminuyó entre individuos de diferente grupo. Sostiene Margulis, que tal disminución de la fertilidad expresa el inicio de aislamiento genético y, por ende, un inicio de especiación.24

El paso de procariotas a eucariotas ha significado uno de los más importantes hitos en la evolución biológica. La eclosión de los eucariotas, con la nueva complejidad adquirida, posibilitó su evolución hacia muy diversas y complejas formas que hoy constituyen cuatro de los cinco reinos en los que se clasifica la vida: protistas, hongos, animales y plantas son eucariotas (el reino no incluido lo componen las bacterias, origen de las eucariotas). Este paso no habría sido posible de no haber entrado en relación simbiótica diferentes bacterias. Margulis describe el origen de las eucariotas mediante sucesivas relaciones simbióticas entre diferentes bacterias que desembocaron en la más extrema relación simbiótica: la simbiogénesis.

Simbiogénesis[editar]

Los casos de simbiogénesis más impactantes en la evolución, y más documentados, son aquellos que describen el origen de las células eucariotas. De no haberse producido ese hito en la evolución no existiríamos ni los protistas, ni los hongos, ni los animales, ni las plantas; probablemente la vida hoy se limitaría a un conglomerado de bacterias.

En 1883, el biólogo alemán Andreas Schimper propuso que la capacidad fotosintética de las células vegetales podía proceder de cianobacterias aún presentes en la naturaleza y con iguales capacidades. A principios del siglo XX la escuela rusa (fue Konstantin Merezhkousky quien acuño el término Simbiogénesis) y posteriormente el biólogo francés Paul Portier y el norteamericano Ivan Wallin propusieron que el origen de las eucariotas se encontraba en procesos simbióticos. Margulis, rescatando estos trabajos olvidados y minusvalorados describió este paso mediante una sucesión de estos procesos simbióticos. Aunque el primer paso (la adquisición de espiroquetas como responsables de la motilidad de estas células) aún hoy es discutido, logró demostrar que las mitocondrias (responsables de su capacidad aeróbica y origen del reino animal) y los cloroplastos (origen de la capacidad fotosintética y del reino vegetal) procedían de bacterias de vida libre implicadas en procesos simbióticos.

Hipótesis simbiogenética[editar]

Sin embargo, Margulis fue más allá del proceso de aparición de las células eucariotas y también postuló hipótesis más controvertidas.

Lynn Margulis, después de formular en 1967 la teoría de la endosimbiosis seriada en la que se describe el origen de los eucariotas mediante sucesivos procesos simbiogenéticos, una vez demostrada la acción de la simbiogénesis en este origen,25 defiende que esos procesos son generalizados en la naturaleza, siendo la impulsora de la Teoría simbiogenética que destaca el papel de la simbiogénesis en la evolución, considerando a los procesos simbigenéticos la principal fuente de novedad biológica: «La simbiosis, la unión de distintos organismos para formar nuevos colectivos, ha resultado ser la más importante fuerza de cambio sobre la Tierra».26

Para defender su hipótesis Margulis indicó que desde finales del siglo XIX para la escuela rusa (Konstantín Merezhkovski, Andrey Faminstyn y Borís Kozo-Polianski) «la simbiogénesis era considerada como crucial para la generación de novedad biológica. La bibliografía rusa, interpretada por el historiador de la ciencia Liya N. Khakhina, no estuvo disponible en inglés hasta el año 1922. Fueron necesarias dos generaciones de académicos para resumir la gran bibliografía de los botánicos rusos. Parece hoy como si esta bibliografía fuera ignorada por esta misma razón. La literatura antigua escrita por botánicos rusos carece de atractivo para el mercado anglófono».27

La presencia de 250 genes en nuestro ADN, genes en los que se puede identificar su origen bacteriano, podrían ser los vestigios de recientes procesos simbióticos que culminaron en transferencia genética y, consecuentemente, significaría novedad biológica. Igualmente, las múltiples comunidades de microorganismos que nos constituyen, podrían desembocar en futuros procesos simbiogenéticos, pasando, la información genética de estos microorganismos a formar parte de nuestro genoma.28

Entre las numerosas citas de Margulis sobre su hipótesis destacan:

Los seres vivos desafían a una definición precisa. Luchan, se alimentan, danzan, se aparean y mueren. En la base de la creatividad de todas las formas de vida familiares de gran tamaño, la simbiosis genera novedad. Reúne diferentes formas de vida, siempre por alguna razón. Con frecuencia, el hambre une al depredador con la presa, o a la boca con la bacteria fotosintética o la víctima algal. La simbiogénesis reúne a individuos diferentes para crear entidades más grandes y complejas. Las formas de vida simbiogenéticas serían incluso más improbables que sus inverosímiles «progenitores». Los «individuos» permanentemente se fusionan y regulan su reproducción. Generan nuevas poblaciones que se convierten en individuos simbióticos multiunitarios nuevos, los cuales se convierten en «nuevos individuos» en niveles más amplios e inclusivos de integración. La simbiosis no es un fenómeno marginal o raro. Es natural y común. Habitamos un mundo simbiótico.

Lynn Margulis, Planeta simbiótico.29

La fuerza creativa de la simbiogénesis produjo células eucariotas a partir de bacterias. Por consiguiente, todos los organismos superiores —protoctistas, hongos, animales y plantas— se originaron simbiogenéticamente. Sin embargo, la creación de novedad por medio de la simbiosis no acabó con la evolución de las primeras células nucleadas, sino que la simbiosis sigue presente por doquier. Son numerosos los ejemplos de evolución por simbiosis que asombran por su belleza.

Margulis, Sagan, Captando genomas.30

Otro ejemplo de investigación reciente sobre simbiosis indica que la transición de las algas verdes a las plantas terrestres se hizo a partir de la unión de genomas (material genético) de un hongo con algún ancestro de alga verde. Los líquenes son productos de simbiosis muy bien conocidos. Todos ellos son hongos en simbiosis con cianobacterias u hongos en simbiosis con algas verdes. Los dos tipos de vida —foto-sintética y heterótrofa— se entremezclan para formar un nuevo organismo con aspecto de planta que puede alcanzar gran longevidad: el liquen.

Lynn Margulis, Dorion Sagan, Microcosmos.31

Los científicos han descubierto que las bacterias, además de ser las unidades básicas estructurales de la vida, también se encuentran en todos los demás seres que existen en la Tierra, para los que son indispensables. Sin ellas, no tendríamos aire para respirar, nuestro alimento carecería de nitrógeno y no habría suelos donde cultivar nuestras cosechas. Sin los microorganismos, los procesos esenciales para la vida se pararían lentamente y la Tierra sería tan estéril como Venus y Marte. Los microorganismos no han quedado rezagados en la escala evolutiva; al contrario, nos rodean por todas partes y forman parte de nosotros. Además, el nuevo conocimiento de la biología altera la visión que muestra la evolución como una competición continuada y sanguinaria entre individuos y especies. La vida no conquistó el planeta mediante combates, sino gracias a la cooperación. Las formas de vida se multiplicaron y se hicieron más complejas asociándose a otras, no matándolas.

Lynn Margulis, Una revolución en la evolución.32

Todo ser vivo debe ser contemplado como un microcosmos, un pequeño universo formado por una multitud de organismos inconcebiblemente diminutos, con capacidad para propagarse ellos mismos, tan numerosos como las estrellas en el cielo».33

Margulis postulaba en este ámbito, que se acepta actualmente que las relaciones entre organismos se corresponde con un juego de suma cero en el que uno gana a costa de lo que pierde el otro. La metáfora de las cuñas descrita por Darwin, para describir esta relación entre organismos, ejemplifica ese modelo: la naturaleza es representada por una superficie limitada completamente ocupada por cuñas insertadas en ella. Al golpear sobre una de las cuñas y lograr que ésta se inserte más, otra cuña sale desplazada hacia el exterior. La simbiosis contradice estos modelos. No se asimila a un juego de suma cero en el que uno gana y otro pierde, en el caso de la simbiosis ambos ganan;34 y tampoco estas relaciones tienen necesariamente que prosperar a costa de otros individuos (en el caso de las eucariotas con la adquisición de la mitocondrias capaces de metabolizar el oxígeno no prosperaron a costa del resto de las bacterias, por ejemplo, a costa de las bacterias metabilizadoras de azufre. El número de bacterias siguió prosperando a pesar o favorecidas por la gran expansión de las eucariotas), las relaciones simbióticas son relaciones sinérgicas en las que los individuos que aprenden a convivir mutuamente se benefician de un efecto multiplicador.35

El liquen, según Margulis, sería otro ejemplo bien establecido de simbiogénesis. Según postula, sus características permiten que se reconozca perfectamente su origen simbiogenético: los respectivos tamaños de lo que fueron sus simbiontes no son excesivamente discrepantes y observado al microscopio pueden reconocerse a estos simbiontes que intervinieron en la fusión.

Los líquenes nos proporcionan un ejemplo característico de simbiogénesis. Es más, el individuo liquen es algo diferente de sus dos componentes. No es ni un alga verde o una cianobacteria, ni un hongo. Es un liquen. Los líquenes, novedades evolutivas surgidas por medio de la adquisición de genomas de alga o de cianobacteria, tomaron su propio camino y exhiben características distintas a las de sus antepasados. Aunque estudiados tradicionalmente dentro de la botánica, los líquenes han sido fundamentales para los conceptos de simbiosis y simbiogénesis en el pensamiento evolutivo, a pesar de lo cual su naturaleza simbiótica ha hecho que se los considerara como fenómenos evolutivos marginales. Tal vez hayan sido aceptados como un ejemplo del poder de la simbiogénesis para generar novedad evolutiva, debido únicamente a que ambos asociados son del mismo tamaño. Tanto las algas como los hongos pueden observarse con facilidad, simplemente con la ayuda de un microscopio de pocos aumentos, de modo que no es posible estudiar las unas sin estudiar simultáneamente los otros. En cambio, en algunos animales verdes (como en el caso de la especie de lombriz plana Convoluta roscoffensis) los respectivos tamaños de los componentes difieren enormemente. La lombriz mide centímetros, mientras que los diminutos organismos fotosintéticos —las algas— son microscópicos. Tales discrepancias de tamaño hacen que, tanto la simbiosis como la correspondiente simbiogénesis, resulten menos evidentes.

Lynn Margulis, Dorion Sagan, Captando genomas.36

Sin embargo los líquenes no presentan un proceso de intercambio genético entre ellos (una simbiogénesis); por lo que este ejemplo sería solo un simple caso de simbiosis.

Críticas a la hipótesis simbiogenética[editar]

No obstante, desde el la comunidad científica, la cual actualmente acepta la teoría de la Síntesis evolutiva moderna. según el cual los errores en la replicación del ADN son la principal causa de novedad biológica, estos casos de simbiogénesis se consideran como casos esporádicos y no significativos.37 Aunque es difícil encontrar publicadas críticas a la propuesta simbiogenética de Lynn Margulis, ésta es rechazada por numerosos especialistas en el campo de la evolución que al día de hoy consideran satisfactoria la actual teoría de la Síntesis evolutiva moderna.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Volver arriba de Bary, H.A. Die Erscheinung der Symbiose (Karl J. Trubner, Strasburg, 1879) citado en inglés en Relman, D.A. “Till death do us part”: coming to terms with symbiotic relationships. Nature Reviews Microbiology 6, 721-724 (2008)
  2. Volver arriba Douglas, Angela E. (2010). The symbiotic habit (en inglés). New Jersey: Princeton University Press. ISBN 978-0-691-11341-8.
  3. Volver arriba Starr, M. P. (1975). «A generalized scheme for classifying organismic associations» (en inglés). Symposia of the Society for Experimental Biology 29:  pp. 1-20.
  4. Volver arriba Matsuda, Hiroyuki; Shimada, Masakazu (1993). «Cost-benefit model for the evolution of symbiosis». En Kawanabe, Hiroya; Cohen, Joel E.; Iwasaki, Keiji. Mutualism and community organization (en inglés). Oxford; New York; Tokyo: Oxford University Press. pp. 228–238.
  5. Volver arriba Yamamura, Norio (1993). «Vertical transmission and evolution of mutualism from parasitism» (en inglés).Theoretical Population Biology 44:  pp. 95-109.
  6. Volver arriba Bright, Monika; Bulgheresi, Silvia (2010). «A complex journey: transmission of microbial symbionts» (en inglés).Nature Microbiology Reviews 8:  pp. 218-230.
  7. Volver arriba Ewald, Paul W. (1987). «Transmission modes and evolution of the parasitism-mutualism continuum» (en inglés).Annals of the New York Academy of Sciences 503:  pp. 295-306.
  8. Volver arriba Boletín de la S.E.A.. n° 26, 1999 : 777-806.
  9. Volver arriba Más adelante se hace referencia a la autorregulación observada por Kwang Jeon en uno de sus trabajos de laboratorio donde bacterias parásitas en amebas reducen su población de 100.000 a 40.000 transcurridos varios años de relación simbiótica. Véase Jeon, K. W. (1972). «Development of cellular dependence in infective organisms: Microsurgical studies in amoebas» (en inglés). Science 176:  pp. 1122-1123.
  10. Volver arriba «Los resultados de la interacción de organismos vivos muy distintos no son plenamente predecibles», Margulis (2003a), p. 132.
  11. Volver arriba «Desde el punto de vista inmunológico, el parasitismo puede considerarse un éxito si el parásito se integra en el hospedador de manera que no se lo considere exógeno». Sánchez Acedo, 2000, pp.58-59.
  12. Volver arriba Margulis (2003a), p.132.
  13. Volver arriba Margulis, Sagan, 2003, p. 141.
  14. Saltar a:a b Margulis, Sagan, 2003, p. 144.
  15. Volver arriba

    El parasitismo es una de las modalidades de asociación de los seres vivos, es decir de simbiosis, como mecanismo básico por el cual se crearon y diferenciaron los eucariotas. Como dice Poulin (1996), los parásitos representan una historia de vida fascinante teniendo en cuenta por una parte su tremenda variabilidad, su tamaño desde organismos microscópicos hasta macroscópicos, su localización, el desarrollo en órganos diversos, las múltiples formas de reproducción y las variadas migraciones intra y extraorgánicas, a las que se ven sometidos con el único fin de mantener la especie. Esta variabilidad es el resultado de una adaptación genotípica y fenotípica.

    Poulin, R. The evolution of life history strategies in Parasitic Animals. Advances in Parasitology, 37: 107-134. 1996. En Sánchez Acedo (2000)
  16. Saltar a:a b Murphy, Richard C. (2002). Coral Reefs: Cities Under The Seas (en inglés). The Darwin Press, Inc. ISBN 0-87850-138-X.
  17. Volver arriba Madl, P. and Yip, M. (2000). «Field Excursion to Milne Bay Province – Papua New Guinea». Consultado el 31 de marzo de 2006.
  18. Volver arriba P. 15-16.
  19. Volver arriba Lee, 2003
  20. Volver arriba

    De igual manera, las vacas no pueden digerir la celulosa de la hierba, ni las termitas la que procede de la madera, sin las comunidades microbianas que se alojan en el aparato digestivo, tanto de los rumiantes como de las termitas. Un diez por ciento, como mínimo, del peso seco de nuestro cuerpo corresponde a bacterias, algunas de las cuales son esenciales para nuestra vida, a pesar de que no sean parte congénita de nuestro organismo.

    Margulis, Sagan, 1995, p. 53.
  21. Volver arriba Margulis, Sagan, 2003, p.117.
  22. Volver arriba

    El análisis del parasitismo nos induce a pensar que éste nació probablemente de forma diferente en los distintos grupos conocidos actualmente aunque en todos los casos se trata de una asociación que se ha desarrollado gracias a la adaptación que se ha producido entre los dos asociados, el parásito por un lado y el hospedador por otro logrando un equilibrio en dicha relación.

    Sánchez Acedo, 2000, p. 60.
  23. Volver arriba Margulis, Sagan, 1995, p. 139.
  24. Volver arriba

    El aislamiento reproductivo constituye, por supuesto, uno de los elementos clave de la especiación. El concepto de que el aislamiento reproductivo —y por consiguiente la especiación incipiente— pueda ser inducido por la presencia de simbiontes microbianos no es nuevo en la bibliografía biológica. La idea fue bien argumentada por Theodore Dobzhansky y sus colegas, que se dedicaron al estudio de la Drosophila en poblaciones en cautiverio. Aparearon moscas de la fruta que habían sido sometidas a diferentes temperaturas (frío y calor) durante un par de años. Los apareamientos anteriores habían sido plenamente fértiles, pero al aparear luego a moscas criadas en el frío con otras criadas en el calor, los resultados fueron menos fértiles. La causa probable de esta merma en la fertilidad era la presencia de micoplasmas (bacterias sin paredes celulares) en las condiciones de frío, así como la pérdida de este invasor de tejidos a temperaturas superiores en las poblaciones incubadas con calor. Nardon, Heddi y muchos otros autores han documentado esta misma observación: si macho y hembra de la misma especie llevan en sus tejidos las mismas bacterias, su apareamiento produce descendencia fértil normal, los problemas comienzan cuando un miembro de la pareja las lleva y el otro no. Dobzhansky y los demás, aun estando en lo cierto, nunca fueron suficientemente explícitos. Tomaron nota de la presencia y la ausencia de la bacteria, así como de sus efectos sobre la fertilidad, pero nunca llegaron a elevar esta observación a la categoría de mecanismo general de promoción de la especiación. Cuando los micoplasmas o las proteobacterias eran adquiridos por uno de los dos géneros de insectos, impidiendo la fertilidad normal a menos que el otro insecto incorporara también el nuevo microbio, las consecuencias eran el «aislamiento reproductivo» y la especiación.

    Margulis, Sagan, 2003, p. 137.
  25. Volver arriba

    Hoy en día existen pruebas concluyentes a favor de la teoría de que la célula eucariota moderna evolucionó en etapas mediante la incorporación estable de las bacterias. Diferentes aportaciones justifican el origen de los croroplastos y las mitocondrias a partir de éstas.

    Isabel Esteve, Discurso de presentación de Lynn Margulis en el acto de investidura doctora honoris causa UAB.
  26. Volver arriba Margulis, Dorion, 1995, p. 52.
  27. Volver arriba Margulis, Sagan, 2003, p. 142.
  28. Volver arriba

    Un diez por ciento, como mínimo, del peso seco de nuestro cuerpo corresponde a bacterias, algunas de las cuales son esenciales para nuestra vida, a pesar de que no sean parte congénita de nuestro organismo. Esa coexistencia no es un mero capricho de la naturaleza, sino que constituye la misma esencia de la evolución. Si dejásemos proseguir la evolución durante algunos millones de años más, esos microorganismos que producen vitamina B12 en nuestro intestino podrían llegar a formar parte de nuestras propias células. Un agregado de células especializadas puede convertirse en un órgano.

    Margulis, Sagan, 1997, pp. 53-54.
  29. Volver arriba Margulis, 2002, p. 18.
  30. Volver arriba Margulis, Sagan, 2003, p.90.
  31. Volver arriba Margulis, Sagan, 1995, p. 26
  32. Volver arriba Margulis 2003, p. 110.
  33. Volver arriba Margulis, Sagan, 1995, p. 52.
  34. Volver arriba

    La vida en la Tierra no es de ninguna manera un juego en el cual algunos organismos ganan y otros pierden. Es lo que en el campo matemático de la teoría del juego se conoce como un juego «de suma no cero».

    Margulis, Sagan, 1995, p. 140.
  35. Volver arriba

    Con el tiempo, estas poblaciones de bacterias que habían evolucionado conjuntamente [primeras eucariotas] se convirtieron en comunidades de microorganismos con una interdependencia tan arraigada que llegaron a ser, a efectos prácticos, organismos individuales estables (protistas). La vida había dado otro paso más hacia adelante, hacia el sinergismo de la simbiosis, dejando atrás el entramado de la libre transferencia genética. Se mezclaron organismos separados, creando nuevas unidades que eran superiores a la suma de sus componentes. Margulis, Sagan, 1995, p. 135.

  36. Volver arriba Margulis, Sagan, 2003, p. 38.
  37. Volver arriba

    Pero estas excepciones funcionan más como «confirmadoras de la regla» que como invalidadoras. Los casos más extendidos, incluido el origen de orgánulos celulares por endosimbiosis, representan episodios «congelados» de la historia, no la construcción activa y actual de individuos evolutivos por amalgamamiento de líneas genealógicas separadas.

    Goul, 2004, p.714.

Bibliografía[editar]

  • Margulis, Lynn; Dorion Sagan (1995). Microcosmos: Cuatro mil millones de años de evolución desde nuestros ancestros microbianos. Lewis Thomas, Ricard Guerrero (trad.) (2ª ed. edición). Tusquets Editores. pp. 317 páginas. ISBN 9788472238428. Texto « URL

» ignorado (ayuda);

  • Margulis, Lynn (2002). Planeta Simbiótico. Un nuevo punto de vista sobre la evolución. Victoria Laporta Gonzalo (trad.). Madrid: Editorial Debate. Texto « URL

» ignorado (ayuda)

  • Margulis, Lynn; Dorion Sagan (2003). Captando Genomas. Una teoría sobre el origen de las especies. Ernst Mayr (prólogo). David Sempau (trad.) (1ª edición). Barcelona: Editorial Kairós. ISBN 84-7245-551-3.Texto « URL

» ignorado (ayuda);

Enlaces externos[editar]

Origen del Universo

Existen diversas teorías científicas acerca del origen del universo. Las más aceptadas son la del Big Bang y la teoría Inflacionaria, que se complementan.[1]

La teoria del BIG BANG  [2] surgió de la observación del alejamiento a gran velocidad de otras galaxias respecto a la nuestra en todas direcciones, como si hubieran sido repelidas por una antigua fuerza explosiva.

Antes del big bang, según los científicos, la inmensidad del universo observable, incluida toda su materia y radiación, estaba comprimida en una masa densa y caliente a tan solo unos pocos milímetros de distancia. Este estado casi incomprensible se especula que existió tan sólo una fracción del primer segundo de tiempo.

Los defensores del Big Bang sugieren que hace unos 10.000 o 20.000 millones de años, una onda expansiva masiva permitió que toda la energía y materia conocidas del universo (incluso el espacio y el tiempo) surgieran a partir de algún tipo de energía desconocido.

La teoría mantiene que, en un instante (una trillonésima parte de un segundo) tras el Big Bang, el universo se expandió con una velocidad incomprensible desde su origen del tamaño de un guijarro a un alcance astronómico. La expansión aparentemente ha continuado, pero mucho más despacio, durante los siguientes miles de millones de años.

Los científicos no pueden saber con exactitud el modo en que el universo evolucionó tras el Big Bang. Muchos creen que, a medida que transcurría el tiempo y la materia se enfriaba, comenzaron a formarse tipos de átomos más diversos, y que estos finalmente se condensaron en las estrellas y galaxias de nuestro universo presente.

La teoría inflacionaria [3] , segun Alan H Guth del Instituto Tecnológico de Massachussets (M.I.T.), sugirió en 1981es algo que surge de forma natural en muchas teorías de partículas elementales, incluidos los modelos más simples de los campos escalares. Si la mayoría de los físicos han asumido que el universo nació de una sola vez; que en un comienzo éste era muy caliente, y que el campo escalar en el principio contaba con una energía potencial mínima, entonces la inflación aparece como natural y necesaria, lejos de un fenómeno exótico apelado por los teóricos para salir de sus problemas. Se trata de una variante que no requiere de efectos gravitatorios cuánticos, de transiciones de fase, de un superenfriamiento o también de un supercalentamiento inicial.

Considerando todos los posibles tipos y valores de campos escalares en el universo primordial y tratando de comprobar si alguno de ellos conduce a la inflación, se encuentra que en los lugares donde no se produce ésta, se mantienen pequeños, y en los dominios donde acontece terminan siendo exponencialmente grandes y dominan el volumen total del universo. Considerando que los campos escalares pueden tomar valores arbitrarios en el universo primordial, Andrei Linde llamó a esta hipótesis “inflación caótica”.

La teoría inflacionaria, predice que el universo debe ser esencialmente plano, lo cual puede comprobarse experimentalmente, ya que la densidad de materia de un universo plano guarda relación directa con su velocidad de expansión.

Fuentes:

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Origen_del_Universo

[2]http://www.nationalgeographic.es/ciencia/espacio/origen-universo

[3]http://www.astromia.com/astronomia/teoinflacionaria.htm

 

 

 

Plan para la Recuperación de la Jarilla de Agache

El Ejecutivo del Gobierno de Canarias, dio el visto bueno a un Plan que pretende recuperar la Jarilla de Agache ( Helianthemum teneriffae Cosson), una planta endémica en peligro de extinción que habita únicamente en la Ladera de Güímar.
Listado de especies vegetales españolas en peligro de extinción. la Jarilla de Agache está en la posición FL92
La Finalidad del documento elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial es garantizar la supervivencia de este taxón que crece a unos mil metros e altura y cuyos núcleos principales están atravesados por un canal de agua en desuso y un sendero que es usado ocasionalmente por excursionistas y cazadores.

Ver mas información acerca esta especie aquí https://ecosistemaglobal.wordpress.com/2012/02/23/helianthemum-teneriffae-o-jarilla-de-agache/

Popularidad: 1%

Fuente:http://www.goymad.com/615_plan-para-la-recuperacin-de-la-jarilla-de-agache_guimar/

Almacenado en la categoría Noticias de Güímar y enviado el 3 de abril de 2007 a las 9:45.

Por Atlante

La Xunta concreta nuevos planes de recuperación de especies amenazadas

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, presidió hoy la cuarta reunión del Consello Galego de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, que se centró en los nuevos planes previstos de recuperación de especies amenazadas, reglamento del canon del agua y del coeficiente de vertido, y la ampliación de la Red Natura 2000 en Galicia.

La composición de este consejo responde a la necesidad de constituir un foro de participación pública e institucional en materia ambiental, acogiendo a representantes de los distintos departamentos de la Xunta con competencias relacionadas con el medio ambiente y la sostenibilidad en sus tres vertientes: ambiental, económica y social, junto con miembros de colectivos e instituciones de la sociedad civil de raigame ambiental, económica, social, académica y profesional.

En lo que se refiere a especies amenazadas, se elevaron a aprobación los decretos de los planes de recuperación y conservación de la tortuga común, la escribenta de las canaveiras (ambas en peligro de extinción) y la píllara de las dunas (especie vulnerable). Además, también se elevó al Cogamads la revisión del plan de recuperación del oso pardo, una especie en peligro de extinción cuyo plan es de 1992.

Los planes de recuperación tienen como fin garantizar la conservación de la especie que vive en estado silvestre en el territorio gallego y de sus hábitats y establecer medidas que preserven, mantengan y restablezcan sus poblaciones naturales. Así, se trata de corregir los problemas de conservación, realizando un plan previo donde se recogen trazos biológicos, estado de la población o del espacio de la especie.

Las principales amenazas para la tortuga son la destrucción del hábitat, introducción de especies exóticas invasoras, capturas como mascota, córvidos y contaminación. Los objetivos del plan se centrarán en evitar las aficiones directas por acciones antropogénicas, favorecer el incremento de la población, reintroducir la especie en por lo menos 4 nuevas localidades, conservar y mejorar la calidad o crear un fondo documental de apoyo a la gestión. Los ámbitos de actuación para esta especie se ubican en las zonas de Arnoia, Rubio, Corrubedo y Avia.

Escribenta de las canaveiras (escribano palustre). Foto: http://grupodeanelamentoandurinha.blogspot.com

Para la escribenta de las canaveiras (o escribano palustre), las principales amenazas son el abandono de aprovechamientos tradicionales como el pastoreo, el corte de vegetación entre abril y mayo y las molestias en época de nidificación. Los objetivos del plan son: aumentar el tamaño de la población hasta duplicar la actual, fomentar la colonización de humedales de reproducción que se perdieron e informar, concienciar y hacer partícipe a la sociedad. Las zonas del plan de recuperación se corresponden con el Esteiro del Miño, la Laguna de Vixán y los Canizais del Ulla, Laguna de A Frouxeira, Canizais de San Xurxo, Humedal de Barrañán, Marismas de Baldaio y Ponteceso, Trabe y Outes.

Para la píllara de las dunas (chorlitejo patinegro), las principales amenazas son limpieza mecánica de las playas o vehículos circulando por playas y dunas, acampada al aire libre en las playas, perros sueltos en las playas, animales depredadores. Los objetivos del plan se centrarán en proteger las áreas de cría, mantener los recursos y mecanismos necesarios para el manejo y protección de la especie y sus hábitats a largo plazo y realizar un seguimiento y evaluación de las medidas adoptadas. Las zonas sobre las que se actuarán son Doniños, Baldaio, San Xurxo, Pantín, Frouxeira, Altar y Pampillosa, Carragueiros, Barraña, A Corna, Carnota ou Testal, Bao o A Lanzada.

En el plan de recuperación del oso pardo, se establecen objetivos como evitar la mortandad no natural, garantizar la pureza genética del oso pardo cantábrico o aplicar medidas para la conservación y restauración de su hábitat. Los ámbitos principales del plan de recuperación son Navia de Suarna, Cervantes, Folgoso do Courel, Pedrafita do Cebreiro o Samos.

Ampliación Red Natura 2000

A día de hoy, la Red Natura 2000 en Galicia está compuesta por 59 LIC y 16 ZEPA con un total de 389.565,9 ha, de las que el 91% es territorio continental (354.575,6 ha) y el 9% marino (34.990,3 ha) y representando el 12% de la superficie de Galicia.

La actual lista de LIC en la comunidad fue considerada insuficiente por la Comisión Europea y se debe aprobar una nueva propuesta que amplíe la Red Natura en aplicación de la Directiva 92/43/CEE del 21 de mayo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. Ya se redactó una propuesta en diciembre de 2011 que prevé la ampliación de LIC existentes o la declaración de nuevos LIC. Así, antes de que finalice el año 2012 se debe completar la ampliación de la Red Natura 2000 en su mayor parte. Además, el plazo de 6 años para aprobar los planes de gestión de los LIC y ZEPA declarados ya se cumplió en el año 2010. Hasta que se aprueben estas medidas no se puede declarar Zona Especial de Conservación (ZEC).

En el mes de diciembre de 2011 se redactó una propuesta de ampliación de la Red Natura 2000 en Galicia mediante la creación de 21 nuevos LIC y ampliación de la superficie de 28 LIC existentes. Además no se actúa en 31 de los ya declarados. Con esta medida se ampliaría la Red Natura en 154.174,3 ha (102.857 ha de superficie terrestre y 51.318 ha de superficie marina) hasta conseguir 543.740 ha de Red Natura 2000 (528.609 ha de LIC). Se obtendrían un total de 96 espacios protegidos: 16 ZEPA ya existentes y 80 LIC (59 ya existentes y 21 nuevos)

Canon del agua

El canon incentivará el ahorro del agua y el consumo responsable: que pague más quien más consuma. Se pagará en criterios de progresividad y equidad y por tramos de consumo, pero habida cuenta el número de personas. Además se pagará lo mismo, independientemente de donde se viva. Se incluyen descuentos del 50% a familias numerosas y para los usuarios de captaciones propias y de traídas vecinales no es obligatorio disponer de un mecanismo de medición directa –contadores- ya que existirá la posibilidad de acogerse a otros sistemas de estimación objetiva. También se aplicará una bonificación del 90% que llevará a declarar antieconómico el cobro del canon al no superar el umbral establecido y no se pagará el canon.

En el rural, los agricultores y ganaderos no pagarán en la mayoría de los casos y las captaciones propias no están obligadas a instalar contador, pueden acogerse a estimación objetiva. En las captaciones que convivan usos domésticos y agrícolas se descontará el correspondiente a estos últimos.

Para usos industriales, el objetivo del canon se centra en la participación proporcional para la mejora del ciclo del agua y que reduzcan la contaminación que generan. Los usos industriales pueden tributar por volumen (uno fijo por m3 que se asimila a consumo doméstico si es inferior a 2.000 m3 al año) o por carga contaminante (principio de progresividad: quien más contamina, más paga), prevaleciendo esta última si es superior a la otra con la finalidad de reducir la contaminación. Cabe citar como novedad que si se tributa por carga contaminante, se gravará el nitrógeno y el fósforo.

En esta reunión también se abordó el coeficiente de vertido, que no es un nuevo impuesto, sino que sustituye a la tasa de depuración, actualmente gestionada por los ayuntamientos. Se habilita como una tasa de depuración autonómica, que permitirá iniciar nuevas explotaciones de EDAR por parte de la Xunta de Galicia. Se cobrará en aquellos casos en los que la Xunta asuma la explotación de la depuradora. Para cada usuario conectado a una EDAR explotada por la Xunta de Galicia será la misma cantidad que el canon del agua. Es un modo sencillo de aplicarlo y permitirá una recuperación de costes de, por lo menos, el 70%. El impacto debe analizarse por ayuntamientos, ya que implica la eliminación de la tasa municipal de depuración (en algunos casos el usuario no pagaba y el incremento en la factura será de un 30-50%).

Fuente: http://asturgalicia.net/

ETIQUETAS: ,

Fuente: http://www.comunidadism.es/actualidad/la-xunta-concreta-nuevos-planes-de-recuperacion-de-especies-amenazadas

Declaración de los derechos de los delfines y ballenas

Declaración de los derechos de los delfines y ballenas. Los cetáceos son animales muy especiales. Si los delfines han cautivado al hombre por su gracia y sensibilidad, hoy en día los científicos están en condiciones de decir que todos los cetáceos son  personas no humanas.

Si bien se debería respetar los derechos de todos los animales por igual, el caso de los cetáceos parece ser más urgente. Es que en realidad su comportamiento e inteligencia se encuentra más cercana a los humanos que a cualquier animal.

La declaración de los derechos de los delfinesy ballenas, fue redactada en Helsinki en el año 2010, y ahora es necesario que sea aprobada para que todos los cetáceos puedan disfrutar de algo que se merecen por naturaleza.

Estos animales tienen familias organizadas de forma compleja, tienen vínculos sociales, tienen lenguaje, tienen cultura y además tienen individualidadLos cetáceos son conscientes de sí mismoscapacidad que se creía exclusiva de los humanos. Sonindividuos que pueden reconocerse a sí mismos como tales, que se identifican perfectamente cuando se ven en un espejo. Los cetáceos son personas.


 

Los derechos de los cetáceosdeclaran entre otras cosas queninguna ballena ni delfín pueden ser privados de su libertad, que sus territorios deben ser respetados, y que por supuesto tienen derecho a la vida.

Puedes apoyar la petición para que se reconozcan estos derechos esenciales de todos los delfines y ballenas aquí:

http://cetaceanconservation.com.au/cetaceanrights/index.php . Gracias por difundir algo que además de ayudar a estos seres queestán sufriendo la ceguera humana, hará que toda nuestra raza evolucione hacia el verdadero humanismo.

Fuente: http://www.ecologismo.com/2012/02/22/declaracion-de-los-derechos-de-los-delfines-y-ballenas/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Cheirolophus metlesicsii o Cabezón de Añavingo


Cheirolophus metlesicsii

Arafo. Tenerife

Cheirolophus metlesicsii es un endemismo tinerfeño.  Pertenece al grupo de especies arbustivas altas, de hasta 2,5 m., con capítulos de color rosado-púrpura.  Se diferencia de especies similares por las brácteas del involucro, que son laciniadas, con apéndice pequeño y por las hojas, que son lanceoladas y regularmente aserradas. Se conoce como “cabezón de Añavingo”. Esta especie figura en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría de “en peligro de extinción”, manteniendo por tanto dicha categoría en el Catálogo Canario de Especies Protegidas. En caso de disminución de la protección en el Catálogo Nacional, pasaría a la consideración de “vulnerable” en el Catálogo Canario.

Cheirolophus metlesicsii

Cheirolophus metlesicsii

Arafo. Tenerife

metlesicsii: especie dedicada a Hans Metlesics, naturalista contemporáneo austriaco, que recolectó en Canarias.

Felinos en peligro de extinción: Especial en Nat Geo Wild

 

Felinos en peligro de extinción: Especial en Nat Geo Wild. El canal dedicado a la vida salvaje del planeta, se une a los esfuerzos por proteger a los grandes felinos, dedicando una semana a la difusión de increíbles documentales sobre diferentes historias de supervivencia de estos animales.

La semana “Especial Big Cats”, dedica un espacio diario para ladifusión de impactantes documentales sobre las peripecias que deben enfrentar los grandes felinosamenazados por el hombre y el cambio climático.

Todos los días, desde el lunes 13 de febrero hasta el domingo 19, a partir de las 18 horas, los grandes felinos estarán presentes enNat Geo Wild, donde se estrenarán una decena de documentalesentre los que se encuentra “Los últimos leones”, realizado por los exploradores de National Geographic.

 

 

La gran mayoría de las personas no tenemos ni idea de lo que está ocurriendo con estos hermosos animales, los grandes gatos, por eso ahora tenemos una oportunidad increíble de conocer la realidad que enfrentan estas fieras tan especiales para poder seguir formando parte de la naturaleza.

Se podrán ver 10 títulos de estreno sobre las dificultades que enfrentan tigres, leones, leopardos, pumas y jaguares, en diferentes partes de un mundo.  ¿Qué ocurre cuando el propio hábitat natural de una especie se vuelve cada vez más hostil y peligroso? ¿Cómo están enfrentando estos cambios los grandes felinos? En la semana “Especial Big Cat” podrás ver lo que realmente esta ocurriendo con estos animales en peligro de extinción que luchan por su superviviencia.

Fuente:http://www.ecologismo.com/2012/02/11/felinos-en-peligro-de-extincion-especial-en-nat-geo-wild/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

La desintegración

Los vegetales podrían terminar con los recursos del suelo al cabo de cierto tiempo; además, los cadáveres, excrementos, residuos, etc., podrían ir envenenando poco a poco el ecosistema. Estas son dos dificultades que los ecosistemas deben resolver para perdurar. Disponen de un buen método: la existencia de organismos descomponedores, especialmente en sus suelos, pero también en el agua o en los fondos acuáticos.

Descomponer es desintegrar, desordenar las uniones entre átomos y moléculas existentes en los restos de organismos. Al desorganizarlos, quedan libres y pasan de nuevo a ser parte del suelo, recuperándose así para un nuevo uso. Los hongos son algunos de ellos.

Los procesos de descomposición les proporcionan, además, cierta cantidad de energía, liberada al romperse dichas uniones entre átomos, la cual es suficiente para que vivan esos microbios. Existen otros muchos que no necesitan el oxígeno para vivir, sino que descomponen la materia orgánica (restos de seres vivos) en su ausencia; se les denomina anaerobios fermentadores. Por ejemplo, las bacterias del yogur o del queso son de este tipo.

Se cierran así los ciclos de uso de todos los elementos químicos que forman parte de los seres vivos de los ecosistemas. Prácticamente, toda la materia se recicla dentro de ellos. No se necesitan nuevas materias, porque tampoco se pierden. Es un constante trasiego desde el biotopo hasta la biocenosis y viceversa.

Fuente:http://marisoned.wordpress.com/c-flujo-de-energia-y-materia/la-desintegracion/

Greenpeace da la bienvenida al estudio de la Comisión Europea que recomienda una mayor acción climática en la UE

Según este documento, asumir un compromiso de reducción de emisiones del 30% para 2020 beneficiaría individualmente a todos los Estados miembros

Reportaje – enero 30, 2012

Greenpeace considera un paso muy positivo la aprobación y presentación esta mañana en Bruselas del análisis de la Comisión Europea sobre los costes y beneficios derivados de asumir mayores compromisos de acción climática (1).

 

El documento demuestra que, pese a las inversiones requeridas para alcanzar mayores reducciones de emisiones para 2020, se obtienen beneficios económicos que compensan los costes anteriores en todos y cada uno de los Estados, mediante la implantación de diferentes medidas. Además coloca a la UE en su conjunto en una posición aventajada en la economía verde.

El documento de trabajo presentado por la Comisión establece diferentes trayectorias para aumentar el actual compromiso europeo de reducción de emisiones de CO2 para 2020, del 20% al 30%. En él la Comisión analiza también tres formas de alcanzar el objetivo del 30% para 2020, a la vez que se refuerza el sistema de comercio de emisiones de la UE (2) y se establecen mecanismos para que los países de la Europa central y del este aborden la transformación de sus sistemas industriales, actualmente de alta intensidad energética.

“La principal reticencia de los Estados que se negaban a asumir un mayor compromiso europeo en la reducción de emisiones eran los impactos que estas medidas podían conllevar individualmente. La Comisión ha demostrado hoy que estas medidas son ventajosas en cada uno de los Estados miembros y para el conjunto de la economía y de la política energética europea que requiere mayores cotas de independencia del exterior. No hay excusa para no aumentar la ambición climática en la UE o, mejor dicho, cualquier argumento de los Estados que -como España- no apoyan esta medida es, a la vista de este informe, una mala excusa”, ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña de cambio climático y energía de Greenpeace.

El análisis de la Comisión evalúa los impactos derivados de las medidas para alcanzar mayores reducciones de emisiones en cada Estado y concluye que, incluso en los países con menores ingresos de la UE, los beneficios compensan con creces el importe de las inversiones necesarias.

Greenpeace valora muy positivamente este análisis y resalta las previsiones de la Comisión respecto a reforzar el sistema europeo de comercio de emisiones, algo que repercutiría en el aumento del precio de la tonelada de carbono y potenciaría las tecnologías bajas en carbono.

La organización ecologista se ha referido a la moratoria al apoyo a las energías renovables, acordada el pasado viernes en Consejo de Ministros, como algo “incomprensible, en este contexto”. Greenpeace ha recordado que 2012 es el año internacional del acceso universal a la energía sostenible y que gobiernos e instituciones especializadas de todo el mundo están, precisamente, estudiando la forma de avanzar en la dirección contraria a la que lo hace España. La organización ecologista espera que, para el próximo 9 de marzo, cuando los ministros de medio ambiente de la UE discutirán el contenido del documento presentado hoy por la Comisión, España haya “entrado en razón”.

Notas:

[1] Documento de trabajo de la Comisión: ‘Analysis of options to move beyond 20 percent GHG emission reductions: member state results’ 

[2] El precio de la tonelada de carbono en la UE alcanzó un mínimo histórico en diciembre de 2011, 6.58 euros, muy lejos de los 30 euros que la Comisión Europea había proyectado para 2020, en 2008. 

Enlaces:

Más allá de un compromiso europeo de reducción de emisiones del 20%. Análisis del documento de trabajo de la Comisión Europea ‘Analysis of options to move beyond 20% greenhouse gas emission reductions: Member State results': 

Fuente:http://www.greenpeace.org/espana/es/news/Greenpeace-da-la-bienvenida-al-estudio-de-la-Comision-Europea-que-recomienda-una-mayor-accion-climatica-en-la-UE/

Especie en peligro crítico de extinción

Una especie se considera en peligro crítico de extinción (abreviado como CR) cuando, tras ser evaluada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es clasificada en esta categoría e incluida en su Lista Roja por determinarse que enfrenta un riesgo extremadamente alto de extinción en estado silvestre.1
Esta categoría incluye las especies que han mostrado una fuerte caída de entre un 80% y un 90% de su población en los últimos 10 años o tres generaciones, fluctuaciones, disminución o fragmentación en su rango de distribución geográfica, o una población estimada siempre menor que 250 individuos maduros.1
En consecuencia, la categoría denota un riesgo altísimo de extinción, exigiendo importantes medidas de conservación para prevenir la desaparición de la especie en el corto o mediano plazo. En el sistema de categorías de la UICN es el nivel de riesgo inmediatamente superior a en peligro (EN) y antes de ser una extinta en estado silvestre (EW).
En la versión 2008 de la Lista Roja, se incluyen 1665 taxones de animales2 y 1575 de plantas3 en la categoría en peligro crítico. Otros grupos taxonómicos que tienen integrantes también en esta categoría son Basidiomycota (un taxón), Lecanoromycetes (un taxón) y Phaeophyceae (cuatro taxones).3
Contenido [ocultar]
1 Clasificaciones similares
2 Ejemplos de mamíferos
3 Ejemplos de aves
4 Reptiles
5 Anfibios
6 Peces
7 Moluscos
8 Hongos
9 Véase también
10 Referencias
11 Enlaces externos
[editar]Clasificaciones similares

Algunos sistemas poseen similares categorías, por ejemplo:
Bajo las clasificaciones de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), las especies en peligro crítico de extinción están protegidas por el Apéndice I, que restringe su comercio solo a casos excepcionales.4
La categoría G1 otorgada por la organización conservacionista NatureServe incluye todas las especies que se encuentran “en peligro crítico” de desaparecer a nivel mundial.5
La categoría “en peligro crítico” del Acta de Protección Medioambiental y Conservación de la Biodiversidad de 1999 de Australia, incluye las especies de ese país que tras ser evaluadas coinciden con criterios similares a estos.6
El criterio “A nivel nacional crítico” (NC) del Sistema de Clasificación de Amenazas de Nueva Zelanda también incluye criterios con especies similares a los de la categoría equivalente de la Lista Roja.7
[editar]Ejemplos de mamíferos

Lince ibérico.

Lobo rojo.

Gorila de montaña.

Gorilla beringei beringei (Gorila de montaña)
Leontopithecus rosalia (Tití león tamarino)
Bunolagus monticularis (Conejo ribereño de Sudáfrica)
Aproteles bulmerae (Murciélago de la Fruta de Bulmer)
Pteropus molossinus (Zorro volador de Carolina)
Canis rufus (Lobo rojo)
Lynx pardinus (Lince ibérico)
Panthera pardus orientalis (Leopardo de Amur)
Panthera tigris sumatrae (Tigre de Sumatra)
Acinonyx jubatus venaticus(Chita asiático)
Panthera pardus nimr (Leopardo árabe)
Monachus schauinslandi (Foca monje hawaiana)
Monachus monachus(Foca monje del Mediterráneo)
Diceros bicornis (Rinoceronte negro)
Equus ferus przewalskii (Caballo de Przewalski)
Sus salvanius (Jabalí enano)
Sus cebifrons (Cerdo Verrugoso de Visayas)
Camelus bactrianus (Camello bactriano)
Gazella dama (Gacela Dama)
Saiga tatarica (Antílope saiga)
Antilocapra americana peninsularis (Berrendo peninsular)
Choeropsis liberiensis (Hipopótamo pigmeo)
Phocoena sinus (Vaquita marina)
Crocidura harenna (Musaraña de Harenna)
Euroscaptor parvidens (Topo de dientes pequeños)
Lasiorhinus krefftii (Wombat del Norte)
[editar]Ejemplos de aves

Colibrí esmeralda.

Albatros de Ámsterdam.

Cóndor californiano.

Buitre de cabeza roja.

Mergus octosetaceus (Pato serrucho brasileño)
Amazilia luciae (Colibrí esmeralda)
Apteryx rowi (Kiwi marrón de Okarito)
Aceros waldeni (Cálao grande de Panay)
Caprimulgus noctitherus (Guabairo)
Gymnogyps californianus (Cóndor californiano)
Carpococcyx viridis (Cuco terrestre de Sumatra)
Gyps bengalensis(Buitre dorsiblanco bengalí)
Sarcogyps calvus (Buitre de cabeza roja)
Penelope albipennis (Pava aliblanca)
Houbaropsis bengalensis (Florican de Bengala)
Palmeria dolei (Akohekohe)
Diomedea amsterdamensis (Albatros de Amsterdam)
Strigops habroptila (Kakapo)
[editar]Reptiles

Camaleón enano.

Tortuga carey.

Cocodrilo de China

Bradypodion taeniabronchum (Camaleón enano)
Heloderma horridum charlesbogerti (Lagarto enchaquirado del valle de Motagua)
Brachylophus vitiensis (Iguana crestada de Fiji)
Gallotia auaritae (Lagarto gigante de la Palma)
Alligator sinensis (Cocodrilo de China)
Eretmochelys imbricata (Tortuga carey)
Lepidochelys kempii (Tortuga de Ridley o lora)
Dermochelys coriacea (Tortuga baula)
Cuora trifasciata (Tortuga de caja rayada)
Apalone ater (Tortuga de cuatro ciénegas)
Rafetus swinhoei (Tortuga de caparazón blando de Shangai)
[editar]Anfibios

Salamandra gigante china.

Ranitomeya dorisswansonae.

Agalychnis moreletii.

Gastrotheca lauzuricae
Gastrotheca zeugocystis
Arthroleptis troglodytes
Astylosternus nganhanus
Atelopus carbonerensis (rana amarilla venezolana)
Atelopus cruciger (rana arlequín de Rancho Grande)
Atelopus mucubajiensis (sapito arlequín de Mucubaji)
Atelopus oxyrhynchus (sapito arlequín de Mérida)
Rhinella amabilis
Telmatobufo bullocki
Centrolene gemmatum
Telmatobius niger (UCO)
Alsodes montanus
Ranitomeya dorisswansonae
Nannophrys marmorata
Eleutherodactylus eneidae
Agalychnis moreletii
Phyllomedusa ayeaye
Plectrohyla cembra (rana de árbol de Sierra Madre del Sur)
Alexteroon jynx
Somuncuria somuncurensis
Philautus SP nov. (bosque de Amboli)
Philautus SP nov. (munnar)
Ambystoma mexicanum
Andrias davidianus (Salamandra gigante china)
Bolitoglossa capitana
Calotriton arnoldi
Boulengerula niedeni
[editar]Peces

Esturión común

Pez espátula chino.

Raya común europea.

Celacanto de Comores.

Acipenser sturio (Esturión común)
Psephurus gladius (Pez espátula chino)
Anguilla anguilla (Anguila europea)
Neolebias lozii (Neolebias en bandas)
Acheilognathus elongatus
Squalius SP nov. ‘Evia’
Valencia hispanica (Samarugo)
Aphanius almiriensis
Pachypanchax sakaramyi
Pantanodon SP nov. «Manombo»
Amphilophus zaliosus
Haplochromis megalops
Thunnus maccoyii (atún del sur)
Totoaba macdonaldi(Totoaba)
Coregonus bavaricus
Oncorhynchus apache (Trucha apache)
Salmo carpio (Carpione del lago Garda)
Salmo platycephalus (Trucha de Turquía)
Astroblepus ubidiai (preñadilla)
Chiloglanis lufirae
Pangasianodon gigas (Pez gato gigante del Mekong)
Pangasius sanitwongsei (Tiburón de Tailandia)
Glyphis gangeticus(Tiburón del Ganges)
Haploblepharus kistnasamyi
Dipturus batis (Raya común europea)
Latimeria chalumnae (Celacanto de Comores)
[editar]Moluscos

Boucardicus fortistriatus
[editar]Hongos

Liquen de Felt boreal (Erioderma setaceum)
Seta de caña (Pleurotus nebrodensis)
[editar]Véase también

Especie en peligro de extinción
Artículos sobre especies en peligro crítico de extinción
Extinción
Estado de conservación
[editar]Referencias

↑ a b UICN. (2001). Categorías y Criterios de la Lista Roja de la UICN: Versión 3.1. Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN. UICN, Gland, Suiza y Cambridge, Reino Unido. ii + 33 pp. Disponible en el sitio oficial de la UICN.
↑ UICN (2008). 2008 de la Lista Roja, Tabla 3a: resumen de categoría Estado por el grupo taxonómico (animales). Consultado el 23 de febrero.
↑ a b UICN (2008) (PDF). 2008 de la Lista Roja, Tabla 3b: resumen de categoría Estado por el grupo taxonómico (plantas). Consultado el 23 de febrero.
↑ «¿Cómo funciona la CITES?». Consultado el 13 de febrero de 2009.
↑ NatureServe. «NatureServe Estado de Conservación». Consultado el 22 de febrero de 2009.
↑ Departamento del Medioambiente, Agua, Artes y Patrimonio. «especies amenazadas en virtud de la Protección del Medio Ambiente y Conservación de la Biodiversidad de 1999». Consultado el 19 de febrero de 2009.
↑ Departamento de Conservación de Nueva Zelanda. «Secciones 8. Criterios de “amenazadas” taxones; 9. Criterios de “En los taxones de riesgo”; 10. Otras categorías» (PDF). Nueva Zelanda amenazas Sistema de Clasificación manual. pp. 18-27. ISBN 978-0-478-14364-5. Consultado el 20 de febrero de 2009.
[editar]Enlaces externos

Sitio web oficial de la Lista Roja
Sitio web oficial de la UICN
Base de datos de aves de BirdLife International

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Especie_en_peligro_cr%C3%ADtico_de_extinci%C3%B3n

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.